Inicio»Columna»Adriana Herrera escribe sus viajes a deshoras y al reverso

Adriana Herrera escribe sus viajes a deshoras y al reverso

En "Mapa reverso"( Retazos de viaje) , Adriana Herrera compila sus diarios escritos a lo largo de sus múltiples travesías que van: desde la Guajira venezolana, hasta Dublín, la capital de la República de Irlanda

2
Compartido
Pinterest URL Google+

La humanidad ha estado ligada, a lo largo de la historia, por la acción del movimiento: el traslado del cuerpo con el fin de ocupar otros espacios. El hombre, decidido a desconocer las distancias, se ha beneficiado de la ciencia con el fin de conquistar nuevas tierras. En la actualidad podemos sentarnos cómodamente a esperar que un aparato (bien sea por aire, tierra o mar) nos lleve a un nuevo destino: a un recóndito lugar que alguna vez fue un misterio.

Según el escritor argentino Martín Caparrós en su libro Una luna (Anagrama, 2009), viajar es la confesión de la impotencia:  ir a buscar lo que falta a otros lugares (p.16). Para Mo Yan, escritor de origen chino ganador del Premio Nobel de Literatura en el año 2012, la esencia nómada del hombre determina su supervivencia, así lo expresa en su novela Cambios (Seix Barral, 2012): (…) Mejor me busco la vida en otro lugar. Para un árbol, cambiar de sitio es la muerte; para un hombre, cambiar de sitio es la vida (p.31).

Estas frases, condicionadas por la distancia y el tiempo, me ayudan a comprender la historia de Adriana Herrera, periodista venezolana que tomó la determinación de abandonar un trabajo monótono de oficina, para consagrar su vida a viajar y escribir. Sus trabajos han sido publicados en National Geographic Traveler en español, y es colaboradora de varias plataformas digitales dedicadas a las crónicas de viajes, como lo son Matador Network y Viaje con Escalas.

Adriana Herrera en un paraje nórdico junto a la portada de su libro en la foto de Lector Metálico

En el año 2017, Adriana publica el libro Mapa Reverso (edición de autor), obra que cuenta con la tarea editorial del conocido escritor y poeta Willy Mckey. Aquí, en su primer libro, compila las diversas notas de los diarios que escribió a lo largo de las múltiples travesías que van desde la Guajira venezolana, hasta Dublín, la capital de la República de Irlanda.
Las anotaciones que conforman el corpus de Mapa Reverso, reviven los viajes de Herrera realizados durante cinco años (2011-2015). Llama la atención el ensamblaje estructural del libro,  dividido en cinco segmentos: Empacar; El camino; El viaje; El delirio; y Desempacar. Estos (posibles) capítulos pretender dar un orden al registro de la memoria, pero bien sabemos que ella es caprichosa, y no siempre recuerda lo que le exigimos.

Lugares y experiencias se mezclan con arbitrariedad: entre una anotación y otra existen saltos gigantescos en el tiempo, confundiendo el pasado con el presente y el futuro. Pero no es un error, es un consentimiento de la autora, que sin miedo deja libre el paso al caudal de los recuerdos. El flujo de sensaciones e imágenes que la abordan al reconstruir sus viajes, se vierte, una vez más, en el papel; en esta oportunidad sin la embestida que da el territorio virgen a toda primera incursión. Los escenarios descritos en sus páginas corresponden a un juego mental, donde la autora reescribe las fronteras cruzadas. La dinámica obliga al lector a asumir la piel de la reportera viajante, que dejando de un lado los tecnicismos, narra la experiencia de la travesía desde la intimidad, ese sentimiento interior que solo puede surgir con la aspiración de la aventura.

En los textos, Adriana nos muestra sus temores y ansiedades, emociones que la preceden al iniciar cualquier viaje. Nos cuenta sobre sus rituales: la pequeña maleta gris al lado de su cama, la valija que nunca deshace, siempre lista para dar el salto a otras tierras. Nos revela el por qué ya no suele ver a través de la ventanilla del avión, cuando el aerodino se propulsa para el despegue.

Como lector, los escritos sobre la ciudad de Nueva Orleans (Luisiana, EE. UU), cautivaron mis sentidos, llevándome a acompañar a Adriana en su recorrido: caminando por calles bajo la lluvia, en un clima húmedo, observando pasar los tranvías, para llegar luego a la calle de nombre Orleans, y encontrar el edificio donde el escritor estadounidense William Faulkner escribió su primer libro, un poemario titulado The Marble Faun (1921).  Más tarde, pasar por la casa de Marie Laveau, representativo personaje de la historia de la ciudad que fue declarada en el año 1830 “Reina del Vudú”, una enigmática dama que mantuvo contactos con las altas esferas de la sociedad, convirtiéndose así en una persona influyente. Laveau vivió cubierta de un halo de misterio a causa de las turbias condiciones que rodearon las muertes de sus maridos.

Mapa Reverso, es el boleto abierto que nos brinda la periodista para ser su acompañante en un viaje que comienza al emprender la lectura:

          (…) Escribimos para seguir viajando en la relectura,…(p.12).

Les dejo un dato para aquellos que quieran seguir el rastro de la autora: Adriana Herrera tiene un portal en  la web, donde sigue alimentando su espíritu de aventura y contando sus historias, la dirección es viajaelmundo.com

 

La portada de Mapa Reverso  Foto: Lector Metálico