Inicio»Agenda»«Al encuentro» de los barrios caraqueños desde la imagen

«Al encuentro» de los barrios caraqueños desde la imagen

0
Compartido
Pinterest URL Google+

Desde este  domingo 15 de septiembre, la Sala Trasnocho Arte Contacto alojará trece cuerpos de trabajo que abordan el barrio mediante imágenes y proyectos, llevándonos al encuentro de personas, épocas, lugares y tradiciones en el marco del Mes de La Coexistencia, organizado por el Espacio Anna Frank

Al encuentro, presenta un planteamiento de reconciliación social, desde proyectos ejecutados por los mismos habitantes, con una mirada propia, hasta aquellos realizados por autores que han asumido el barrio como objeto de investigación desde la fotografía, el cine y video.

La muestra parte de un proceso de investigación en torno a la representación y auto representación de las comunidades caraqueñas y sus habitantes. La exhibición incluye el trabajo Coexistencia 38 miradas”, realizado en 2016 por Espacio Anna Frank con la Escuela de Boxeo Ruza en el Barrio José Félix Ribas de Petare. Otra propuesta es “Imágenes de La Ceibita”, de Carlos Germán Rojas, trabajo fundamental de la fotografía latinoamericana, reconocido como uno de los grandes fotolibros del continente. Por su parte, “Residente Pulido. Ranchos”, de Alexander Apóstol, presenta la vivienda como objeto artístico, mientras que Iván Amaya se acerca a las fachadas de las casas desde un enfoque informalista, con “Ciudades de arriba”.

Las consideraciones geográficas son tratadas por Nicola Rocco y Edgar Moreno en “Caracas Cenital” y “La contrahuella, respectivamente, con imágenes de vistas aéreas que aportan otras dimensiones y perspectivas del barrio y la ciudad. Irama Gómez sintetiza en “Memorias compartidas” la historia de una inmigrante polaca y su hija, quienes se residenciaron en Altavista, Catia. Para reflexionar sobre el barrio como espacio para todos, se proyectará “El Afinque de Marín” de Jacobo Penzo, documental que presenta a la comunidad de San Agustín a partir de su cultura musical.

En paralelo se exponen trabajos como el de Diana Rangel, “Voces de un lugar imposible”, que se centra en jóvenes en situación límite; y la serie “Somos nosotros mismos”, de Daniel Camacaro, que asoma el rostro amable del barrio, con retratos en los que destacan sonrisas y miradas libres de poses y apariencias.

El ámbito internacional está presente en las propuestas del fotógrafo brasileño André Cypriano, cuyo trabajo logra un elevado nivel de intimidad y proximidad con los habitantes del barrio, y del artista chileno Alfredo Jaar, quien realizó el proyecto “La cámara lúcida” en Catia entre 1992 y 1994, exponiéndolo luego en el Museo Jacobo Borges y con “Barrios de Caracas”, del fotógrafo suizo Nicolas Savary.