Inicio»Teatro»Einstein y Kafka protagonizan un encuentro casual en Caracas

Einstein y Kafka protagonizan un encuentro casual en Caracas

"Franz & Albert" subirá a escena en 18 funciones: del viernes 3 de marzo al jueves 9 de abril en el Trasnocho Cultural

4
Compartido
Pinterest URL Google+

Antes de convertirse en el ganador de un premio Nobel o en uno de los escritores más influyentes de la literatura universal, Einstein y Kafka, eran solo Franz y Albert. Los dos, tipos comunes de esos que frecuentaban casas de tertulias a principios del siglo XX, pudieron incluso haberse encontrado en alguna ocasión y de esta manera darle vuelta a la rueda del destino que los llevaría a consagrarse como figuras icónicas.

Si todo es relativo, el encuentro se pudo haber llevado a cabo en una ciudad europea o en un teatro de la ciudad de Caracas. El científico más conocido y popular del siglo XX se podría presentar como un auténtico sibarita filantrópico, conocedor de mundo y ávido de conocimiento. El escritor, por el contrario, estaría sumido en su propia visión de la realidad con una profunda carga existencialista.

Einstein en 1911, siendo profesor de la Universidad de Berna y a 20 años de recibir el Premio Nobel de Física, era un vivaz investigador que no esperaba que fuesen sus propios avances científicos los que darían paso a una hecatombe nuclear. Kafka era un abogado abnegado al cuidado de su familia, pero que comenzaba a dilucidar una forma de expresión a través de la escritura: en 1912 escribió en ocho horas El juicio y tres años después se consagró con La Metamorfosis.

franz-y-albert-fotos-8

A pesar de las diferencias, el contexto bélico europeo que antecedió a la Primera Guerra Mundial, el judaísmo y las relaciones afectivas podrían convertirse en temas comunes, que harían aflorar una conversación casual. El dramaturgo argentino Mario Diament presenta en la pieza Franz & Albert una inteligente propuesta escénica, cercana para los espectadores del mundo entero, en la que dos hombres comunes conversan sobre temas universales.

Desde 2015 el texto está en manos del actor Luigi Sciammana, quien decidió actuar y dirigir, y le propuso al también actor y locutor Antonio Delli el personaje de Einstein. Ambos tuvieron oportunidad de estudiar el guion e idear la construcción de sus caracterizaciones, pero no fue sino hasta octubre de 2016 cuando se decidió montar la pieza en una temporada que se llevó grandes elogios en el Trasnocho Cultural.

No es la primera vez que Sciammana se aventura con una pieza de Mario Diament en la que se expongan figuras icónicas como sujetos comunes. Ya en 2011 montó Un informe sobre la banalidad del amor; una historia que se centra en la relación entre filósofo alemán Martin Heidegger y su alumna Hannah Arendt, que estuvo protagonizada por el propio Sciammana y Mariaca Semprún, que en estos días se transformó en la cantante Edith Piaf.

Einstein “es un sibarita, un ser humano amante de la vida”

El director de Franz & Albert expone en la pieza un claro contraste de energías. Kafka es más sosegado, cerrado, con una enorme carga familiar y un profundo miedo a vivir. Einstein, por el contrario, se presenta con una energía avasalladora, que no para de moverse, de hablar, de conocer o preguntar. “Es un sibarita, un ser humano amante de la vida y del disfrute de su entorno”, dice el actor Antonio Delli a Esfera Cultural.

Delli asegura que la construcción de su personaje no fue sencilla. “El material audiovisual de profundidad era escaso y más difícil aún, porque estoy interpretando al Einstein joven, cuando aún no era famoso”, confiesa el intérprete, quien se apoyó principalmente en la biografía Einstein: su vida y su universo del periodista norteamericano Walter Isaacson, autor que se consagró con un texto sobre el magnate de Apple, Steve Jobs.

franz-y-albert-fotos-7

Sin embargo, el intérprete de Einstein aseguró que “estos personajes incónicos hay que llevarlos con calma para hacerlos lo más cercanos posible. Ese es uno de los aciertos de esta pieza: es una conversación muy cercana entre dos personas que en ese momento no eran figuras tan conocidas”.

Tan cercano fue el personaje a Delli que le permitió conocer aspectos de la vida del físico que eran afines a él. “Era pisciano y amante de Wolfgang Amadeus Mozart”, apunta el actor quien aparece tocando un violín sobre el escenario con las notas de un sinfonía del músico austríaco. A pesar de que el actor es humanista de carrera pudo encontrar un nicho en la Teoría general de la relatividad, según confirma más adelante.

“Mi fuerte nunca fueron las matemáticas. Tuve que investigar mucho y conversar con profesores, pero a través de las nociones científicas se quiere decir mucho más. Es una pieza que te deja pensando, te da palabras y sentimientos”, refiere Delli. En la obra logra explicar con agilidad complicadas nociones física de un elocuente Einstein.

Pero la virtud del texto, para el entrevistado, radica en su cercanía. “A veces pasa que uno se encuentra con una persona con la que no tratas a diario y terminas diciéndole algo que no le has dicho ni a tus mejores amigos, eso es lo más bello que sucede en esta pieza. A pesar de sus contrastes, ambos se abren de tal manera que logran exponer su alma”, concluye Delli.

Franz & Albert subirá a escena en 18 funciones: del viernes 3 de marzo al 9 de abril, los viernes a las 8:30 p.m. y los sábados y domingos a las 7:30 p.m. Las entradas pueden adquirirse en las taquillas del Trasnocho Cultural, ubicadas en el sótano del centro comercial Paseo Las Mercedes, o a través de los portales www.trasnochocultural.com y www.ticketmundo.com.

combinado-franzyalbert-afiche