Inicio»Fotografía»Alexis Pérez-Luna: “Seguiré fotografiando hasta mi último día”

Alexis Pérez-Luna: “Seguiré fotografiando hasta mi último día”

Con una trayectoria de cincuenta años en la fotografía venezolana, Alexis Pérez-Luna resalta lo más importante en este momento de su vida, las publicaciones de libros donde recoge parte de su obra, que servirá para nutrir el aservo fotográfico nacional

11
Compartido
Pinterest URL Google+

El fotógrafo venezolano Alexis Pérez-Luna habla sobre los libros de fotografía, su producción y la importancia de conocer a fondo el laboratorio digital, temas que considera primordiales no solo para los fotógrafos, sino para la preservación de la memoria histórica construida por los profesionales de la imagen.

“La historia de los fotógrafos en Venezuela es dramática, muchos murieron sin haber dejado huella una vez que su obra se perdió. Por eso yo asumo la tarea de hacer libros de fotografía como un legado. Creo que en Venezuela no hay preocupación, por parte de la empresa privada ni del Estado, por preservar la memoria del país  a través de los trabajos de fotografía. Todos son importantes porque precisamente retratan y preservan la historia”, refiere en entrevista con Esfera Cultural.

Alexis Pérez -Luna señala que su preocupación se mantiene vigente “porque los fotógrafos garantizamos que muchos recuerdos sigan existiendo a través de nuestro trabajo, cuando asumimos la responsabilidad de conservar ese registro para la posteridad”. En su opinión, las instituciones y el Estado deberían ocuparse de preservar la memoria histórica y  garantizar el acceso de todos a ese material gráfico, “porque la empresa privada cuando se ocupa de la preservación lo hace con sus propios fines”, dice.

En este punto, Pérez-Luna nombra algunos fotógrafos cuyas obras han sido resguardadas por el sector privado como Sebastián Garrido, Félix Molina, Isidro Núñez, Alí Araujo, Luis Brito y recuerda otras producciones que, en cambio, se han perdido. “A medida que uno avanza y va teniendo miles de negativos, las posibilidades de hacer muchas otras cosas distintas, obviamente se acortan. De allí la gran angustia que me asalta por dejar mi obra, importante o no, editada en libros”, dice el entrevistado.

En efecto, hasta la fecha, Peréz-Luna ha logrado la publicación de diez libros, dentro de los que destacan Parques Infantiles, Letreros, Antología (de la colección Armando Reverón y editado por El perro y la rana), Mirando el tiempo que resiste, El ojo en el plato, Líbano y Venezuela, Cantes de ida y vuelta de la poetisa española Ana Osuna Trillo presentado en Madrid y ahora en Buenos Aires.

Sobre su última publicación, Las paredes no mienten de Monroy Editores, el documentalista venezolano comenta que ya ha sido presentada en la Feria de Libros de Fotos de Autor (Felifa) en Buenos Aires y espera llegar muy pronto a Madrid.

Esta obra, explica el artista, partió de una preselección de 300 a 400 fotografías que él realizó durante muchos años sobre graffitis y letreros. Junto al editor Douglas Monroy y la diseñadora Zilah Rojas -ambos también responsables del recién publicado libro Trato y retrato de Carlos Germán Rojas-, ajustaron la foto, el texto y el diseño  en  un trabajo interesante, producto de la visión del equipo editorial que arrojó más de 80 fotografías publicadas.

_mg_9886
Publicación reciente de Alexis Pérez-Luna de Monroy Editor. Reproducción: Gerardo Rojas

Además del texto de Monroy, el libro cuenta con Crónica sobre muros y Magister dixit de la imagen de Rafael Arráiz Lucca. Según el propio Pérez Luna, el montaje del libro fue fascinante: “La parte técnica de la fotografía, se concibió y reveló en analógico posteriormente se incorporó la parte digital, ambas se conjugaron y se transformaron en otro tipo de imagen que presento en la publicación”.

Volver al carácter inicial de la foto

“Hay que devolverle a la foto su carácter inicial”, destaca el fotógrafo. Recomienda aprender a utilizar muy bien los programas de postproducción en el laboratorio digital para lograr mejores resultados.”Cuando fotografías un determinado lugar ves y sientes algo, pero el negativo o la tarjeta digital no siempre reflejan eso que sentiste, entonces la gran pregunta es ¿cómo devolverle la emoción a esa imagen? Debes procurar hacerlo aún cuando no lo logres al 100% y muchas veces no estés contento con el resultado final”, aconseja el afamado fotógrafo.

Sin embargo, alerta ante algunas complejidades que nacen de la tecnología. “Lo digital presenta más dificultades que lo analógico porque la medición de la luz es distinta, los medios tonos se pierden mucho” y Pérez Luna prosigue brindando  información técnica destinada exclusivamente a los fotógrafos

_mg_9892
Fotografía de Pérez-Luna en Las paredes no mienten. Reproducción: Gerardo Rojas

El artista, formado en la Escuela de artes visuales y el Centro internacional de fotografía, ambos en Nueva York, indica que debido a las condiciones de temperatura y humedad  que requiere la conservación de los negativos, es difícil  tenerlos en casa. Por otra parte los negativos fotográficos también sufren daños por los hongos, a causa del polvo e insectos. Esto significa que las condiciones ideales son improbables.

“Por eso tengo esta preocupación por dejar libros publicados en el entendido de que si alguien quisiera hacerlo algún día  no lo lograría porque  la clasificación del material de la mayoría de los fotógrafos es arbitraria. En tal sentido, ponemos nombres de lugares con una simple referencia o no recordamos específicamente las fechas”, explica.

Pérez-Luna se declara admirador de los fotógrafos que junto a él formaron El Grupo en la década de los 70, quienes se dedicaron a recorrer el país bajo la óptica documental y registraron la realidad social de los pueblos del interior venezolano. Entre ellos menciona a Luis Brito, Vladimir Sersa, Ricardo Armas, Jorge Val y Fermín Valladares. El trabajo de Sebastián Garrido y de los latinoamericanos Miguel Rio Branco, Pablo Corral Vega, Martín Chambi, Graciela Iturbide, Paz Errázuriz y Sergio Larraín, también le agradan al maestro.

_mg_9900
Alexis Pérez-Luna retratado por Vladimir Marcano Sifontes para el libro Las paredes no mienten de Monroy Editor. Reproducción: Gerardo Rojas

“Latinoamérica es muy rica y tiene fotógrafos muy buenos, Lamentablemente hemos sido muy descuidados y creo que debemos reivindicar la fotografía nuestra”, refiere sobre el trabajo realizado en esta región.

En relación a su propio trabajo expresa: “Sigo fotografiando y espero hacerlo hasta el último día. Tengo entre 15 a 20 temas recurrentes como los maniquíes, letreros, cementerios, carros abandonados en la naturaleza. Salir a la calle con toda la concentración y el entusiasmo a encontrar situaciones que coinciden con esos pensamientos míos, es una razón para seguir y otra, es la necesidad visceral de acumular imágenes en ese registro infinito”.

Finalmente, Alexis Pérez-Luna llama la atención de los fotógrafos sobre el documentalismo que en su opinión, es una forma de vida y amerita una carrera formal. Anuncia que actualmente trabaja en dos nuevas publicaciones, una para fines del 2017 con Monroy Editores y otra para 2018 sobre maniquíes que comenzó hace treinta años.

Comentarios