Inicio»Artes Plásticas»Ángel Hurtado: ¿por qué esta decadencia tan grande en el arte actual? ( I )

Ángel Hurtado: ¿por qué esta decadencia tan grande en el arte actual? ( I )

El longevo artista Ángel Hurtado en su lúcida conferencia del 17 de julio explayó sus inquietudes sobre la piratería en el arte actual en todo el mundo. Su criterio sobre las condiciones y el oficio del artista así como su propio y ecléctico desempeño.

1
Compartido
Pinterest URL Google+

En la Sala TAC del Trasnocho Cultural, continúa el ciclo de «Encuentro con los Maestros de las Artes Visuales de Venezuela» que promueve la Asociación Internacional de Críticos de Arte AICA , con la destacada participación del pintor de 92 años de edad, Ángel Hurtado que vive en Margarita.  A Bélgica Rodríguez, presidenta  honoraria de AICA, capítulo Venezuela, le correspondió darle la bienvenida al artista la tarde del 17 de julio y luego pasar el micrófono a su colega María Luz Cárdenas para la presentación del invitado.

– Ángel Hurtado – dijo Cárdenas- es uno de los fundadores de la  sensibilidad contemporánea en Venezuela. Uno de los pilares de las artes en el país y lo acompañan en vida de la misma generación, Carlos Cruz- Diez, Jacobo Borges y Régulo Pérez. Ángel es un artista que le ha aportado a la pintura elementos originales en el manejo del espacio y del color. Es Premio Nacional de Pintura y Premio AICA. Es pintor,cineasta y fotógrafo.Tiene una filmografía extraordinaria que recorre a los principales artistas venezolanos, pero sobre todo es un amigo y un personaje maravilloso.

–Yo tengo 41 años trabajando en este medio – continúa la investigadora de las artes visuales  –  y jamás  he escuchado una expresión de alguien sobre Ángel que no sea :»¡ Qué maravilla de ser humano! ¡Ángel es extraordinario tanto como lo es su obra!» y eso realmente lo tienen muy pocos. Él conjuga en su obra, el tratamiento y el amor por la pintura.Es un extraordinario colorista.

-Tuve el privilegio – agrega María Luz Cárdenas – de trabajar en el Museo de Sofía cuando él hizo su exposición allí  y esas salas estaban invadidas por sus colores. La obra que  tiene Ángel en ese museo es extraordinaria porque son unos espacios lumínicos y es porque, como cineasta oficiante de la  luz en movimiento, ilumina sus cuadros también con esa luminosidad extendida.

-Su padre – dice la moderadora del encuentro  – se llamaba Miguel Ángel, otro tío,Rafael y otro, Leonardo , tres grandes artistas del Renacimiento y entonces su madre le dijo a Ángel que él no tenía más remedio que ser artista. En efecto se convirtió en un excelente artista.La vocación por el cine también le viene de la infancia; su padre era dueño de un cine en el Tocuyo, cuando  Ángel era pequeño y allí aprendió a apreciar esas imágenes. De manera que todo es maravilloso cuando una vida se va conjugando con una obra.

En esta punto comienza la transcripción de la exposición del artista Ángel Hurtado y la publicamos en dos partes, debido a su extensión e importancia. Los incisos corresponden a las intervenciones de otras personas que se produjeron en el encuentro.

Ángel Hurtado : » Tengo animadversión por la palabra maestro. Prefiero que me llamen artesano visual.» Foto Ezequiel Carias

Ángel Hurtado

Muchas gracias María Luz y gracias a todos ustedes por su presencia en este acto. La culpable de que todos ustedes estén en este momento aquí es Bélgica Rodríguez. Yo, a pesar de que no estoy en muy buenas condiciones de salud, hice un gran esfuerzo por estar acá. Y espero estar un poco lúcido. No quisiera hacer un monólogo  y mucho menos un monólogo biográfico porque yo no creo que esas cosas tengan ningún interés para el arte y los artistas. Creo que el contenido de la obra que deja un artista es lo que importa y no quién es la persona. Se puede ser una pésima persona y ser un gran pintor, o un gran poeta y una mala persona como hay varios,  pero lo interesante es la obra; la obra es la que queda . Los detalles biográficos son secundarios. Entonces yo preferiría compartir con ustedes y con los críticos algunas preguntas que yo pueda responder y que sean de algún interés.

Uno de los tópicos que me gustaría conversar con ustedes y saber cuál es la opinión de los críticos es el estado actual de la pintura, no sólo en Venezuela sino en el mundo. Para mi como un detalle personal, no se si tenga razón o no, estamos pasando el peor momento de la humanidad  en el arte de la pintura. La pintura se ha vuelto nada. Antes la pintura en el Renacimiento era el primer arte en el siglo XVII  y en el siglo XIX. Todavía en la primera mitad del siglo XX brilló un pintor que se llamaba Picasso. Después de la muerte de Picasso yo creo que empezó la debacle. No veo el Pablo Picasso del siglo XXI . Lo que veo es una cantidad de cosas realizados sin conocimiento del oficio de la pintura. Yo creo que la pintura como todas las artes, debe tener un oficio para poder expresarse. Los literatos tienen que estudiar mucho. Conocer  todas las reglas de la sintaxis, la ortografía y la gramática para escribir una novela. Para pintar un cuadro no se necesita aparentemente nada. Coger una tela, comprar unos tubos de pintura, embadurnar la tela, hacer un cuadro y ya está. Y así el 90%  por ciento, de la obra que uno consigue en la actualidad es de esa calidad. Esta es mi opinión personal. A lo mejor estoy equivocado, a lo mejor hay grandes genios y yo no los puedo ver. A lo mejor algún crítico encuentra el Ícaro. Por eso me gustaría que me dijeran ¿qué está pasando con el arte actual, por qué esta decadencia tan grande, qué fenómeno ha ocurrido?. (Estas preguntas de Ángel Hurtado reciben una respuesta más adelante por parte de María Luz Cárdenas).

A objeto de llevar el discurso del artista a su vida y obra que es el tema del encuentro, Bélgice Rodríguez  interviene. «Acabas de decir que se necesita estudio, dominar una técnica , una disciplina para  llegar a artista y entonces yo te pregunto : ¿Cómo has llegado tú a ser un gran pintor? Cuáles son tus estudios y tu práctica? Sí nos gustaría saber tu experiencia de pintor en toda esta larga trayectoria que te ha traído a los grandes formatos.»

Ya Bélgica me obliga a hablar de mi mismo cosa que me choca. Yo tengo una animadversión por la palabra maestro. Cuando me llaman maestro , me siento un poco intranquilo porque no creo que esa palabra me cuadre. Para mí  Maestros eran Leonardo, Rembrandt, Picasso pero yo no tengo nada de maestro. Prefiero que me llamen artesano visual porque yo he tratado la pintura no como un artista, sino como un artesano.

Mi primera inquietud cuando entré a la Escuela a los 18 años, era aprender a pintar, mi intención no era ser un creador  porque no tenía los útiles ni los medios para crear. Afortunadamente fue un año privilegiado para mi, porque los profesores en la Escuela eran los mejores pintores en la Venezuela de esa época; Marcos Castillo, Pedro Ángel González, un gran dibujante como Durban y  López Méndez . Yo me dediqué a seguir la huella de ellos, a seguir sus consejos y aprender. Nunca me preocupé por estar creando pintura porqué no tenía cómo hacerlo y dediqué los cuatro años de estudio a tratar de dominar la técnica y  lo he seguido haciendo hasta hoy .

Ángel Hurtado ; » Lo único que le pido a la eternidad es que mi trabajo perdure en el tiempo». Foto Ezequiel Carias

Ángel Hurtado ; » Lo único que le pido a la eternidad es que mi trabajo perdure en el tiempo». Foto Ezequiel Carias

Yo creo que un cuadro, debe ser tan bien pintado como una novela bien escrita, como una composición musical bien compuesta. Con una película no se puede jugar tampoco. Pero ahora con un cuadro eso no pasa. La gente agarra un lienzo,lo pinta en media hora y  ya está. No hay crítica. Lo que hay es la aventura y la piratería que dominan la pintura en el mundo entero y no solamente en Venezuela. Las casas de subasta , en Nueva York, tienen mucho que ver con eso, porque ellos promocionan casi exclusivamente el arte norteamericano y han elevado al término de maestros cantidad de pintores que, a mi modo de ver, no lo son. Son maestros que venden los cuadros en millones y millones de dólares. Jeff Koons ,un escultor actual americano, acaba de vender hace un mes, una esculturita pequeña de aluminio en 91 millones de dólares. Imaginen quién puede comprar eso. De seguro no es ningún conocedor. En la subasta, la gente va a comprar firmas y no va a comprar obras de arte,es decir, los pudientes compran firmas que se venden caro porque saben que en las próximas horas será aún más caras; entonces compran cuadros como si se tratara de unas letras de cambio. No les importa ni la calidad ni la obra. Antes, los coleccionistas compraban porque les gustaba ver todos los días esa obra en su casa, hoy en día no, hoy  los cuadros se compran para revenderlos en otra subasta todavía más caros. Ese es el estado actual de la pintura en el mundo en mi opinión.

-Vuelvo al origen – interviene Bélgica Rodríguez  a fin reconducir el hilo del discurso de Ángel Hurtado a su propia obra con la siguiente pregunta: ¿Te has sentido siempre un artista del tema paisaje.?

En realidad  cuando yo aprendí a hacer pintura, no quería ser paisajista. Yo quería ser pintor de todos los temas. Cuando uno comenzó a pintar, era la figuración, el abstraccionismo no había llegado, pero mi afán era conocer ese oficio de cualquier forma. Más adelante descubro que hay otras artes que me interesan también; la fotografía y el cine. Entonces para mí, el gran arte de los estático es la pintura, el gran arte del movimiento es el cine y  el gran arte de la realidad es la fotografía. La pintura no puede luchar contra la fotografía en a la realidad. En consecuencia si hay algún motivo en la naturaleza que yo consigo y quiero reproducir, no me voy a poner a pintarlo sino que lo fotografío y en un segundo, hago la foto que tardaría tres meses en pintar. Creo que no tiene sentido pintar cuadros figurativos realistas. Si yo veo una persona interesante, tampoco  voy a hacerle un retrato, porque un retrato pictórico es como embalsamar al personaje, mantenerlo ahí  per secula inmóvil, pudriéndose además.Creo que lo ideal para retratar a una persona, es el cine porque gracias al cine esa persona me habla y hace cosas.

Finalmente yo elijo el tema que me interesa y con el mismo  hago cine, fotografía o pintura. Es cuestión de adaptarse a lo uno quiere expresar. Porque el arte es expresión, a pesar que muchos dicen que no. Hay gente que dice que el arte es ciencia, otros  dicen que el arte  es una cosa  mental.Yo creo  que el arte es indescriptible porque es una mezcla de corazón, de sentimientos y al mismo tiempo de síntesis intelectual.

En ese sentido espero que mi trabajo permanezca en el tiempo. Es lo único que yo le pido a la eternidad. Es decir, espero que mi trabajo no haya pasado en balde, porque si el arte tiene calidad ,queda, si no tiene ninguna calidad pasa con el viento, con la moda.¿Cuántos pintores  han sido muy famosos en su tiempo y diez años después nadie los conoce? Y pasa lo contrario también. Pintores que nunca son reconocidos y se necesitan muchos años para que salga a relucir su talento. El ejemplo clásico es  Van Gogh que nunca vendió un cuadro en su vida, pero hay otros como El Greco quién fue   descubierto 100 años más tarde y murió pobre. La Historia es la único que puede dar  garantía de la calidad de la obra.  Yo creo que ninguna persona  tiene derecho a juzgar el arte en su momento porque ese es un juicio inseguro. Hay que esperar 100 años. Aquí tenemos un caso clásico, Reverón. El es considerado el mejor pintor venezolano contemporáneo tanto que el  MOMA invitó a Reverón a exponer en 2007. Reverón nunca se ocupó de  exponer  Su pasión era pintar. Y eso es lo que yo creo que uno debería hacer siempre. Lo que a uno le sale del corazón con el control de la cabeza. Yo sigo trabajando en ese sentido. Cada vez me cuesta más pintar ;  parece mentira. Tengo 80 años pintando y no se pintar ; puede parecer un exabrupto pero es la verdad. Yo empiezo un cuadro  que  antes hacía en una semana, ahora me toma un mes hacerlo, y es  porque me exijo  cada vez más. Entonces soy un pintor de poca obra pero quiero que esa obra tenga alguna calidad que la preserven en el tiempo.

Ángel Hurtado:»Hoy  los cuadros se compran para revenderlos en otra subasta todavía más caros». Foto: Ezequiel Carias

Ángel Hurtado:»Hoy  los cuadros se compran para revenderlos en otra subasta todavía más caros». Foto: Ezequiel Carias

Con respecto a una interrogante que hizo Ángel Hurtado previamente a la audiencia y los críticos presentes, la moderadora María Luz Cárdenas le da respuesta cuando dice: «Yo pienso que la pintura es indoblegable. Creo que la pintura buena nunca va a desaparecer y que porque existan otras tendencias en el arte más conceptualistas o que se hayan integrado nuevos medios, no quiere decir que ésta desaparezca. También creo que hay buena pintura entre los jóvenes así como buen compromiso. Pasando a otra tema, ahora  sobre tú filmografía. Has realizado  62 piezas de documentales que van desde los ritos del Tamunangue  y otras  fiestas venezolanas a cortos sobre artistas. Entre tantos, una película con  Cruz- Diez, y un documental de Soto. ¿ Cómo fue la experiencia de un artista filmando a dos titanes como Soto y Cruz- Diez?»

Yo soy un  hombre de ideas fijas y creo que para ser un buen documentalista de arte hay que ser pintor. Si uno no conoce el medio del cual se va expresar, ¿cómo puede lograrlo? y ¿ cómo puede un cineasta hacer un documental de medicina si no sabe una papa de medicina o alguien hacer un documental sobre un músico si se ha dedicado a escuchar sólo Los Panchos? Por eso yo me he dedicado a estudiar no solamente el arte contemporáneo, sino el arte precolombino. Me parece que el arte precolombino es de una gran riqueza en nuestro Continente y no ha sido explotado. Yo he hecho más de 20 películas donde he estudiado el arte precolombino y allí quedará eso como un recuento. Un documentalista debe ser ecléctico. Por ejemplo, hice un documental sobre un pintor primitivo y uno sobre Soto, pero cuando filmo, entro en el ojo  del pintor o del escultor que voy a retratar y siento lo que él hace y cómo lo hace. En el documental de Soto muevo la cámara todo el tiempo porque  Soto es movimiento. Entonces tengo que entrar con mi cámara, dentro de los penetrables y es algo que hay que hacer por sensibilidad y para compenetrarse con el artista que uno esté filmando. Creo haber sido muy afortunado en la vida  por  tener estas tres profesiones porque no me limitan, al contrario, me ayudan a expresarme mejor. El documental es esencial para describir el trabajo de un artista.

Cuando estrené el documental de Soto en París, en el estudio Parnasse, mucha gente le decía a Soto que entendía mejor su arte después de ver el documental porque la cámara sacaba cosas; entraba dentro de la obra, penetraba, se movía y descubría cosas que la gente no podía ver a simple vista. Esos comentarios me llenaron de satisfacción porque hice lo que pretendo hacer en un documental de arte.

-Hay otro documental, uno de los primeros. – interviene  María Luz Cárdenas- que se llama Al fin solos. Por cierto, deberíamos  hacer un ciclo  de los documentales de Ángel porque son una maravilla. Se pueden ver por internet,  Es una visión del arte venezolano y del arte universal; hay sobre El Museo del Oro, de artistas como Reverón y Seca, por ejemplo,pero ese primer corto que se llama Al fin solos es una película donde actúa Cruz Diez. ¿Cómo fue esa experiencia?

Bueno esa es una peliculita que hicimos por divertirnos una noche. Carlos Cruz-Diez, y Jaime Sánchez dijeron: “ ¡Vamos a hacer una película para divertirnos!”. Carlos Cruz Diez es un  señor que vive en su casa con sus obras y entra un ladrón y lo roba. El ladrón es él mismo. Humberto Jaime Sánchez estaba en la casa y yo hacía el papel de un amigo que llega de visita. Lo curioso es que hice un papel premonitorio porque hice el papel de sordo y usaba un auricular. Ahora me hace falta ese instrumento para escuchar. ( Risas) . Yo soy de los que piensan que todo en la vida debe tener humor.

Mariela Provenzali, curadora de la Galería CAF, investigadora y crítico de arte interviene en la conferencia para preguntarle a Hurtado sobre sus collages.

Ya ni me acordaba de una etapa muy fructífera par mi como ha sido  la de los collages. Collage es una apalabra francesa que quiere decir encolado. Yo los hacía 50 años atrás, recortando con tijera figuras tomadas de los cuadros de los Grandes Maestros y después los pegaba. Así construí un cuadro que Leonardo nunca había pintado. El pintó 16 cuadros  Yo tomé los 16 cuadros los puse juntos y lo extraño es la unidad que tiene ese collage. Parece que lo hubiera hecho el mismo Leonardo, con el perdón de él. Y así hice ese mismo  trabajo con muchos artistas. Mi amigo Carlos Cruz Diez ha apreciado mucho ese trabajo mío e hizo una edición de lujo de un libro que se llama Divertimento. Se llama así, porque para mí es una diversión hacer los collages. Estamos esperando que haya un cambio en el país, para recuperar espacios como las librerías y poder traer el libro a Venezuela.

 

Esta historia continuará …