Archivo de autor

Armando Coll

Armando Coll

Entre sus autores más distinguidos, el Reino Unido cuenta con un hombre llamado Kazúo Ishiguro, quien recién se hizo con el Premio Nobel de Literatura. El nombre no deja lugar a equívocos: la vena del novelista británico lleva ADN japonés, aunque no parezca sin embargo para quien lo lea sin …

El sabio judío Gershom Scholem enseña: “Según el concepto doctrinal de la sinagoga, la revelación es un suceso acústico, no visual,  o al menos acontece en una esfera que metafísicamente está relacionada con lo acústico…”. En el filme La conspiración del silencio (Im Labyrinth des Schweigens) del realizador Giullo Ricciarelli, …

Fragmentada en sus climas, la obra de Ludwig Van Beethoven, se amalgama a la materia cinematográfica, y no con poca recurrencia. Los creadores de cine no escapan al enigma imperturbable de la música del genio de Bonn; no se sustraen al compartido hechizo, el estupor alborozado de su idioma, y, …

El político contemporáneo (tómese como arquetipo, antes de observar la debilidad de las generalizaciones) parece vivir al día. Oportunista por excelencia, sea su estilo estentóreo o socarrón, se adivina astuto, pero ello no pasa de una sospecha insuficiente para disuadir la conjetura de que sea más bien imbécil. Se lo …

A Roy Batty In memoriam Todo pareció empezar en 1982, cuando se estrenó Blade Runner, el clásico de anticipación realizado por Ridley Scott y protagonizado por Harrison Ford. Pero en realidad, todo comienza ahora, 30 años después, cuando por coincidencia se estrena una sequel de una cinta que marcó a …

“Aquí fue la batalla”, inicia el soliloquio* el Comandante General George S. Patton Jr. en algún paraje desolado del Norte de África. Corre el año de 1943, cuando el temido oficial, ahora decorado de tres estrellas, toma el mando de la U.S. II Corps, unidad militar formada por alrededor de …

Tanto celo ponían los llamados Cronistas de Indias en constar que lo relatado era del todo verídico, que derivaban más en la convicción que en los hechos mismos, y al presentarse ante el lector (no otro que la Corona española) como los testigos más veraces, delataban su afán de convencer …

Desde que Stanley Kubrick eligiera el arpegio inicial de Also Sprach Zarathustra de Richard Strauss, su evolución al repetirse hacia el portentoso tutti que culmina el introito, para preludiar la elipsis más contundente de la historia del cine, y fundir en el atemperado vals de otro Strauss, Johan, el Danubio …