Inicio»Artes Plásticas»Bienalsur impulsa la sinergia cultural en Suramérica

Bienalsur impulsa la sinergia cultural en Suramérica

Entre septiembre a diciembre de 2017 planean una gran exposición en más de 40 ciudades del mundo que se interconectarán entre sí

5
Compartido
Pinterest URL Google+

Un acontecimiento inédito, ambicioso y hasta utópico, se lleva a cabo en el continente suramericano y poco se ha escuchado en tierra venezolana sobre él. Es la primera Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur (Bienalsur), cuyo nacimiento se concibió en 2015 cuando  sus promotores plantearon la idea de una reunión de ministros de cultura de países del cono sur y éstos le dieron el visto bueno. La tónica de este magno evento cultural, escapa del modelo tradicional y apunta a una innovación en múltiples sentidos. Tanto así, que la Bienal no tiene una sede fija, ni una fecha limitada.

El director general de Bienalsur, Aníbal Jozami, además de tener una gran experiencia en gestión cultural y relaciones internacionales, es rector de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref) de Argentina y  fundador/director del Museo de Arte y Centro de Arte Contemporáneo de la mencionada Universidad. Quedó a cargo de este proyecto cuando sus impulsores concluyeron que no había un organismo multilateral que pudiera llevarlo a cabo. La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) a través de su secretario general, Ernesto Samper, decidió que  la Untref  se encargase del proyecto y su rector lo dirigiera. Y así quedó.

Cuando Jozami habla sobre Bienalsur, lo hace con interés y de manera clara. Es modesto, pero está orgulloso de que el proyecto cada día tome más cuerpo. Han sido más de dos años dedicados a la creación, producción y desarrollo de un evento sin precedentes y cualquier oportunidad es buena para ventilarlo. En una entrevista telefónica para Esfera Cultural, tuvo a bien ahondar en el concepto de la Bienal y despejar las dudas sobre la participación de Venezuela en el evento.

anibal-jozami
Aníbal Jozami Foto: Bienalsur.org

“Estamos dejando que fluyan los discursos del arte, queremos ver qué es lo que cada artista propone y mostrar la realidad actual del arte contemporáneo de nuestros países”, indica sobre una de las características que la hace única: no hay temática determinada. Es un llamado democrático, por decirlo de alguna forma, a todos los artistas del continente, pero también a cada espacio artístico. El evento incluye a más de 20 universidades de todo el mundo (la mayoría suramericanas), a coleccionistas, museos, a centros culturales y de investigación artística y se dirige a un público que no está acostumbrado a este tipo de intercambios culturales, pero que según los organizadores, hace mucha falta.

Una Bienal diferente

En el ámbito de las convocatorias abiertas que hizo la Bienal, se incluyeron dos concursos públicos e internacionales para diseñadores, curadores y artistas. La idea es impulsar proyectos específicos e inéditos que, entre otras cosas, tengan la intención de intervenir/interferir en sitios no convencionales, espacios urbanos, públicos, para así construir redes de referencias visuales que hagan de la Bienal una marca que amplíe el territorio más allá de las salas de exposición. Las convocatorias para la edición 2016-2017 cerraron el 30 de septiembre de 2016 y recibieron un total de 2.543 proyectos de 78 países diferentes. El director general del evento, asegura que muchos de los participantes son venezolanos y que a principios de febrero se dará a conocer los nombres de los finalistas.

Otro aspecto original de la Bienal son los encuentros abiertos a través de los cuales también se pretende acercar las diversas expresiones artísticas al público. Se han realizado diez encuentros en diversas ciudades del continente y el artista venezolano Alexander Apóstol, participó en dos de ellos. Por los momentos es el único artista criollo involucrado en el evento.

Sobre la bienal Apóstol señala: “Me parece increíble este modelo, ambicioso y utópico. Su legado no es otra cosa que ofrecer nuevas maneras de producir, contextualizar, difundir y crear redes entre las diversas escenas artísticas de la región” . Otro aspecto relevante es que la audiencia no tiene que viajar hasta un lugar específico para apreciar la muestra, sino que la Bienal llega hasta la audiencia.

Sobre este punto, Aníbal Jozami explica que entre septiembre y diciembre de 2017 se espera ofrecer una muestra interactiva e interconectada que abarcará a más de 40 ciudades del mundo. “Las sedes van a estar conectadas virtualmente. Es decir, si Usted visita por ejemplo, la exposición que hagamos en Caracas, simultáneamente verá en pantalla lo que está pasando en todas y cada una de las sede de la Bienal y que no serán menos de cuarenta. Esto va a permitir una integración cultural entre todos nuestros países que hoy en día no existe. Una persona de Caracas se va a dar cuenta que está formando parte de una red  y que su situación existencial y artística, tiene similitudes con lo que sucede en Colombia, Perú, Paraguay, etcétera”, añade el director.

identidad-bienalsurDe esta forma el público no sólo tendrá acceso a la muestra de su ciudad, sino a las otras cuarenta y podrá interactuar, incluso, con cada una de ellas. En Caracas, Venezuela la Universidad Metropolitana y la Sala Mendoza ya adelantan conversaciones con la directiva de la Bienalsur para alojar esta innovadora muestra. El arte venezolano viajará por la Bienal también dentro de la colección permanente de la CAF, que incluye muchos artistas venezolanos, según detalla el director.

Apóstol, por su parte, informa a Esfera Cultural que para la ocasión desarrolla un proyecto de colaboración colectiva. Se trata de la codificación de un evento de arte político argentino. “A partir de sus propias estrategias buscaré  la reformulación de aquel evento, en una producción seriada por colectivos de diversas disciplinas”, dice.

Una historia de unión

Más allá de una gran muestra, el concepto que guía este proyecto es el de crear una sinergia cultural, que en opinión de Jozami hoy no existe en nuestro continente. “Yo creo que la falta de una integración cultural, tema debatido en Europa y que fue causante de muchos problemas y desavenencias dentro de la Unión Europea, es el mismo problema que hace que nuestros países no estén más integrados, cuando en realidad, no hay razones de peso que separen a venezolanos y argentinos, o a peruanos y brasileños. Simplemente lo que hay es una gran falta de sinergia cultural, falta de integración y falta de conocimiento mutuo”, asegura el director de Bienalsur.

“Constantemente estamos teniendo episodios de xenofobia, de gobiernos que plantean que la culpa de muchos de los problemas que enfrentan la tienen inmigrantes de otros países y creo que tenemos que alentar cualquier iniciativa que permita que nos conozcamos”, dice sobre la necesidad de crear esta sinergia. “La unidad de nuestra región que es lo que todos ambicionamos  tiene que basarse también una integración cultural  y creo modestamente, que esta Bienal va a contribuir a lograrla”, finaliza Jozami.