Inicio»Vanguardia»Carnaval de El Callao ya es Patrimonio de la Humanidad

Carnaval de El Callao ya es Patrimonio de la Humanidad

Es la quinta expresión cultural venezolana que obtiene esta categoría

0
Compartido
Pinterest URL Google+

Es oficial: a partir de este 1ero de diciembre de 2016 el carnaval de El Callao forma parte del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad que reconoce la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Es la quinta expresión cultural venezolana que obtiene esta categoría.

La tradición del sur del país fue considerada por los miembros del organismo como una representación festiva de “la memoria e identidad cultural”, según reseñó la agencia EFE durante la reunión del Comité intergubernamental de la Unesco que se llevó a cabo Adis Abeba, Etiopía.

El actual ministro para la cultura, Freddy Ñañez, lo había adelantado hace una semana pero este jueves se dio a conocer la noticia tras la conclusión de la reunión del comité que agrupó a las delegaciones de 24 países. 

El Callao

La manifestación cultural tiene más de cien años de vida y se celebra en el estado Bolívar. Su historia lo vincula con los festejos de independencia que se celebraron en las Antillas de habla francesa. De hecho los callaoenses que en la actualidad participan aseguran que va más allá de una fiesta, “es la conmemoración de la historia de una lucha por la libertad de los antepasados“.

El arte culinario, las bebidas de preparación casera, la música, el canto, el baile y las danzas tradicionales, el teatro, los cuentacuentos, las leyendas y hasta la práctica de creencias mágica – religiosas se acoplan durante el festejo. Los personajes que protagonizan las parrandas son: la madame, el medio pinto, los mineros, la fantasía, el sol y las estrellas.

El calipso, ritmo que predomina en la festividad,  aunque proviene de Trinidad ha adoptado personalidad venezolana con la incorporación de instrumentos típicos, como el cuatro, las maracas y los tambores. Su historia se remonta a la época en que los esclavos los usaban como medio para expresar su sentir en un lenguaje irreconocible para sus amos que mezcla inglés y francés.  

El carácter multiétnico y multicultural, por tanto, no se discute al momento de reconocer esta tradición. Los preparativos de los carnavales comienzan inmediatamente después de escuchar el último cañonazo que da inicio al nuevo año. Lo pobladores salen a las calles danzando al ritmo de calipso y no agotan el baile hasta marzo.

Entre los aspectos que resaltaron los delegados de la Unesco es que el carnaval de El Callao “incita a las generaciones más jóvenes a descubrir su patrimonio cultural” y lo hace a través de la transmisión de esta práctica entre generaciones, que se efectúa en el seno de las familias y en escuelas.

 

Con información y foto: Mintur