Inicio»Cine»Con componentes perversos “Game Of Thrones” se hizo imbatible

Con componentes perversos “Game Of Thrones” se hizo imbatible

En un mes, la séptima y penúltima temporada de la aclamada serie que ha capturado la atención de millones de fanáticos a nivel mundial, se estrena en HBO

1
Compartido
Pinterest URL Google+

El éxito de una serie televisiva puede medirse a través del número de televidentes que logra cosechar. Sin embargo, Game Of Thrones  (GOT) se ha encargado de llevar más allá el fanatismo de sus seguidores.

La serie, que cuenta con los productores ejecutivos David Benioff y D.B. Weiss y está basada en la saga “Canciones de Hielo y Fuego” de George R.R. Martin, no ha dejado de aumentar su fama luego de su estreno en 2011. Tanto es así, que la temporada pasada, la sexta, batió el récord de audiencia para una serie de HBO en Estados Unidos al alcanzar los 18,4 millones de espectadores semanales. De esta forma superó a Los Sopranos, buque insignia del canal por suscripción en años pasados. Además, quizá con el pesar de sus creadores, la producción posee el título de “la serie más pirateada en internet”, según el Libro Guiness de los Récords.

¿Qué hace de GOT la serie más aclamada a nivel mundial?

-Para todo público

Esto no significa que el niño de la casa puede disfrutar, junto a toda la familia, de un episodio de la serie. Al contrario, es una producción  diseñada para un público adulto pero tiene elementos que atraen a cualquier persona. Esto quiere decir que, independientemente de los gustos de los espectadores, siempre habrá algo que pueda engancharlos a ver un nuevo episodio.

Aunque pudiera parecer la típica leyenda de héroes y villanos en un universo fantástico, la historia también explora los dramas familiares de sus protagonistas. A medida que los personajes encuentran enemigos, como ocurre en los videojuegos, suman otros nuevos, cosa que entretiene. Las intrigas políticas que surgen por el tan ansiado trono de hierro, sazonan el argumento principal. Las figuras buscan obtener el poder, por la fuerza o por legítimo derecho, lo que crea disputas constantes.

Como buen topshow la carga de una gran dosis de sexo y violencia, ejecuciones, torturas y hasta el incesto se hace presente capítulo a capítulo. Además, los giros inesperados sorprenden hasta los más excéntricos espectadores.

517986_1

-Redes Sociales

Para algunos especialistas, la forma en la que se maneja el marketing televisivo tiene un antes y un después de la aparición de GOT. Todo comenzó cuando los productores ejecutivos -Benioff y Weiss-, a través de la comunidad virtual Second Life, aseguraron a los fans de los libros de Martin, que la historia llevada a la pantalla sería lo más fiel posible al texto. Esto, de inmediato, despertó el interés y el entusiasmo de toda la comunidad de seguidores. Corría el año 2007, es decir, cuatro antes de que llegara el ansiado estreno.

“Con Game of Thrones ha pasado algo que no ha pasado con otra serie y es el hecho de que si no lo estás viendo en vivo, es mejor que te alejes de cualquier red social ya que sus seguidores se involucran tanto con la historia que necesitan drenar la muerte o  festejar la hazaña de tal o cual personaje”, comenta Luis Bond, profesor y crítico de Cine.

Es común que, mientras se transmite un capítulo, los usuarios inunden sus redes sociales con las apreciaciones y comentarios respecto a lo que recién vieron. La pasión que despierta entre sus seguidores viene dado por la cantidad de intrigas y preguntas que se desprenden de cada episodio.  Ellos buscan recrear en su espacio, la batalla campal que se vive en la pantalla. Los picos más altos de comentarios en las redes se produjeron durante los capítulos de “La Boda Roja”, “La Batalla de los Bastardos” y los capítulos de la muerte y la resurrección de Jon Snow.

Definitivamente, el marketing ha hecho que los comentarios sobre la serie vía Internet -el neo boca a boca- ha contribuido a la viralización del show y ha hecho que no comentar sobre la serie signifique “no estar en nada”.

https-%2f%2fblueprint-api-production-s3-amazonaws-com%2fuploads%2fcard%2fimage%2f186105%2fkhal_drogo_actor_visits_ireland_header

-Estructura del guion

“La trama de los cambios se basa en el ascenso y caída de los personajes. De cómo una figura importante dentro de la historia llega a convertirse en quien realmente es. En GOT la forma más sencilla de visualizarlo es con Daenerys, que pasa de ser una sometida de su hermano a convertirse en la Madre de Dragones”, comenta Facundo Macchi, periodista uruguayo del diario El Observador.

También se revela como cada aspecto de la trama describe la motivación principal del personaje y estas motivaciones hacen ‘clic’ directamente en el espectador ya que, pese no a vivir en el universo de fantasía propuesto por la serie, logra identificarse fácilmente con ellas, sean éstas la lucha de poder, la venganza, un misterio por resolver o, simplemente, el amor.

Sobre este punto, el guionista, locutor y politólogo Joaquín Ortega tiene varias críticas y alega que GOT posee “una estructura cambiable -sin justificación- de la psicología de los personajes: se rompen arquetipos, líneas naturales de evolución y en especial se busca generar truculencia –violaciones, incesto, sexo homosexual, ex profeso y para la nada- enfocados en una fórmula que es generar empatía con un personaje, para deshacerse de él luego del encariñamiento”.

-Personajes con matices

Un personaje de Game Of Thrones pasa rápidamente del amor, al odio en cuestión de par de episodios. Aquellos que  son queridos, pueden morir de repente y los más odiados, pueden develar una parte de su pasado que logre la empatía y haga sus acciones más comprensibles para el espectador. De esta forma los sentimientos que generan los protagonistas son tan cambiantes como el reparto.

“Casi siempre los personajes de  las series tienden a lo binario: el amor o el odio. En GOT, los personajes tienen su lado luminoso y su lado oscuro. Las series suelen ser muy maniqueas y en GOT se ve como los personajes tienen que labrarse su destino”, comenta Luis Bond acerca de ese vaivén en la conducta de estas figuras y su apreciación por parte de la audiencia.

snow-0-0

Ortega agrega que “el uso de la magia y la violencia apuntan a segmentos de audiencias post-adolescentes. Por otro lado, las batallas y los momentos de venganza enganchan y dan justificación emocional muchas veces a tramas que se han ido diluyendo en su propia orientación irracional”.

Esos enfrentamientos por el poder y la sed de venganza apuntan directamente al lado más oscuro y primitivo de los televidentes. “La serie ha conectado con toda la sombra y la psicopatía del colectivo: el incesto, la muerte violenta, la ambición de poder, el tabú, todo aquello que es prohibido. Y eso seduce a la audiencia”, apunta por su parte ,Bond.

-Presupuesto de superproducción

GOT, por más famosa que sea, continúa siendo un producto televisivo que busca generar audiencia. Directivos de HBO han demostrado estar dispuestos a gastar enormes cifras de dinero –la temporada pasada costó 100 millones de dólares, es decir, 10 millones por capítulo- esperando que esto regrese a sus arcas. A su vez, obtienen un plus que es la creación de una imagen de marca.

“No estábamos acostumbrados a ver series de tan alta factura (…) con tantos personajes y con tantos escenarios tan distintos. Visualmente hablando es super atractiva”, dice el docente y además complementa  explicando que desde GOT en adelante los canales se han vuelto más atrevidos y más arriesgados con sus producciones originales porque saben que las audiencias van a responder con un compromiso directamente proporcional al nivel de la producción vista en pantalla.

Si algo caracteriza a la serie es no escatimar en cuanto locaciones se refiere. El equipo de producción se ha encargado de hallar verdaderos paraísos naturales que trasladan al espectador al propio Westeros sin siquiera abandonar el hogar. Irlanda del Norte, Croacia, Malta y Marruecos son los escenarios habituales por donde se pasean los Stark, los Lannister, los Targaryen y demás personajes de la serie.

27716

-Séptima temporada

Lo primero que se supo fue que, como el invierno ha llegado a Westeros, para filmar esta temporada de la serie se torna necesario grabar sus episodios en un invierno feroz. Por esta razón, en lugar del habitual estreno primaveral se retrasó la fecha de la premiere hasta el verano, específicamente el próximo 16 de julio.

Se sabe que ya no hay vueltas atrás: tras seis años de exilio Daenerys Targaryen regresa a Westeros para reclamar el trono de su castillo ancestral (el Dragonstone), Cersei Lannister ha ocupado finalmente el trono de hierro luego del suicidio de su hijo menor, Jon Snow proclamado Rey del Norte reafirma su alianza con Sansa Stark. El invierno ha llegado y parece que traerá consigo la guerra más sangrienta de todas las que se han visto en la serie.

Un llamado de casting reveló 9 personajes que arribarán, entre los que se mencionan un general, un padre, un guerrero, dos guardias y un comerciante; pese a esto, también podemos esperar que los personajes principales se han tocados con más profundidad ya que se acerca el desenlace de la saga.

Lo más reciente que fue revelado ha sido la duración de cada capítulo de esta temporada. El final tendrá una duración de casi hora y media, algo sin precedentes en el show. El episodio más largo hasta la fecha fue el final de la sexta temporada, con una duración de 69 minutos. Serán solo siete episodios en vez de los habituales diez.

El final de temporada está pautado para el domingo 27 de agosto. Recordemos que esta temporada será el preámbulo de la octava y última temporada de la cual desde ya sabemos contará con seis episodios, los que se esperan sean los más emocionantes de toda la saga.

El invierno ha llegado. Enhorabuena.