Inicio»Artes Plásticas»Cosas de qué hablar: Exposiciones del Centro Cultural UCAB

Cosas de qué hablar: Exposiciones del Centro Cultural UCAB

Cuatro muestras altamente representativas de las artes y la fotografía en Venezuela, se mantienen abiertas al público en los espacios del Centro Cultural Carlos Guillermo Plaza de la UCAB

8
Compartido
Pinterest URL Google+

Es verdad, Venezuela está en crisis, está mal. Pero hay ciertas cosas de las que deberíamos hablar y no dejar de hacerlo. No es hablar para desviar la atención, o hablar de ellas como si no pasara nada; es hablar precisamente porque pasan otras cosas importantes. Deberíamos hablar de ellas porque no nos podemos dejar robar el alma.

Al oeste de Caracas, en la Universidad Católica Andrés Bello, en el centro Cultural Carlos Guillermo Plaza, ocurren estas cosas esenciales.

El pasado 22 de mayo, el Centro Cultural, sede también de la biblioteca de la universidad, cumplió cinco años llevando arte y educación más allá de sus paredes, más allá de sus estudiantes y profesores, más allá, incluso del oeste de Caracas. Su directora, Mabel Calderín, lo expresó así para el portal El Ucabista: «Somos los encargados de traer la cultura y el arte al oeste de la ciudad».

Con cuatro exposiciones de artes plásticas y fotografía,el Centro Cultural de la UCAB celebra su V aniversario

A cargo de las salas del centro se encuentra un curador del que también debería hablarse más en el país: el profesor investigador Humberto Valdivieso. Para Valdivieso, hablar del arte en la Venezuela actual es muy importante. No sólo, nos dice, porque los grandes maestros siguen haciendo arte, sino porque una nueva generación está respondiendo a esta Venezuela crítica, compleja y miserable. Dice: «Los artistas venezolanos del siglo XXI han dado un paso adelante, son más valientes y dignos que los políticos. Cuando se revise, en veinte o treinta años, lo que han hecho los jóvenes hoy, esto quedará claro. El arte de la Venezuela de hoy es una muestra de que el país no ha muerto, que es rebelde y no le teme a las dificultades. Estamos pasando por un gran momento del arte venezolano». Valdivieso también señala el objetivo del Centro Cultural UCAB de la siguiente manera: «Estamos apostando a la experimentación, la investigación y la educación de la sensibilidad. El arte es pensamiento, academia: no exhibición o decorado.  Cada exposición es un proyecto de investigación que involucra artistas, profesores, profesionales, estudiantes y gente de las comunidades que nos rodean. La idea es generar conocimiento y proponer lecturas alternativas».

En la foto, cortesía del curador de la muestra  ” L´Atelier des  Amis”,Humberto Valdivieso, vemos un conjunto de obras del reconocido artista Julio Pacheco Rivas 

Así, el pasado 18 de Junio, el Centro Cultural UCAB inauguró L’ Atelier des Amis en la Sala Magis, una muestra que nos presenta tres siglos en la pintura venezolana de manos de artistas que han compartido, de una manera u otra, su vida personal y profesional con Francia. El lema, ineludible: «Venezuela-Francia compartiendo cultura».

La curaduría de L’ Atelier des Amis ha surgido, según palabras de sus propios conceptualizadores, como un ejercicio de diálogo y reflexión entre el artista Daniel Suárez y el curador Humberto Valdivieso. La muestra se articula como una forma de reconocimiento y amistad al arte y el empeño de los creadores que durante trescientos años han forjado una sólida tradición artística.

Las obras de L’ Atelier des Amis, cedidas por importantes colecciones nacionales e internacionales, recorren los caminos de la pintura, la escultura, los medios mixtos y el arte digital, así como las diversas corrientes que han dominado el arte venezolano desde finales del siglo XIX hasta el siglo XXI: paisajismo, realismo social, expresionismo abstracto, abstracción geométrica, cinetismo, transvanguardia y arte conceptual, entre otros.

Para Romain Nadal, embajador de Francia en Venezuela, la exposición es símbolo de vitalidad, amistad y perennidad de la obra de artistas como Arturo Michelena, Cristóbal Rojas, Jesús Soto, Carlos Cruz-Diez, Juvenal Ravelo, Alejandro Otero, Oswaldo Vigas, Julio Pacheco Rivas, Rafael Martínez, Octavio Herrera, Víctor Valera y, entre los más contemporáneos, Ricardo Arispe, José Vivenes, Aureliano Parra, Raúl Herrera, Robert Montilla, Elizabeth Cemborain  y Elisa Abadí.

El trabajo del semiólogo y periodista Luis Moros, se exhibe en la Sala Sofía Imber del Centro Cultural

También, en la sala Sofía Imber, otro espacio para el arte del Centro Cultural de la universidad, se presenta la exposición 2+2=5: Insomnia Digital, del destacado periodista, semiólogo y artista Luis Moros: una serie de fotografías, páginas y objetos intervenidos en procesos digitales y con rastros de pintura y escritura. Lorena Rojas que, junto a Valdivieso, es la curadora filosófica de la exposición, nos dice lo siguiente: «Luis Moros luchó con la naturaleza profunda de sí mismo, que es la naturaleza común a todos, el tiempo que le fue necesario para recibir la voz del secreto».

Una tercera exposición se lleva a cabo en la Sala Experimental Padre Arellano del Centro Cultural. Conformada por cincuentaicuatro piezas fotográficas, la muestra Constantes Urbanas: pasión por la maleza y el mestizaje de Raquel Soffer recopila un  trabajo que habla de la ciudad capital, de sus elementos comunes arquitectónicos, de su esencia, contraste, mestizaje y especialmente de su movilidad social.

Esta imagen presenta una de las fotos de Ricardo Arispe en la exposición ” Intervenidos” en la UCAB

Para concluir, en el cuarto piso del Centro Cultural, en la Galería efímera Los Cubos, se exhibe Intervenidos, del fotógrafo y artista Ricardo Arispe. En palabras de Humberto Valdivieso, «Intervenidos es una metáfora de las difíciles relaciones del ciudadano contemporáneo con la abundancia de información y las estrategias del poder». El discurso de Arispe aborda así los temas de la ambigüedad de la información, los desechos tóxicos generados por las ideologías y las inconsistencias de la identidad individual y colectiva de nuestro tiempo.

Sí, hay otras cosas de las que deberíamos hablar. Hay gente e instituciones que se esfuerzan porque hablemos de ello, porque no muera nuestra alma. La universidad Católica Andrés Bello, lo está haciendo.

Cerramos acá con las palabras de Valdivieso; no las olvidemos, son necesarias: «El arte nos hace humanos. En esta era de deshumanización eso es determinante. El arte no es un añadido, una decoración de los espacios técnicos o racionales. En sí mismo es una razón. El arte justifica nuestra existencia más allá de los procesos biológicos, nos separa de las máquinas y nos salva de los horrores que nosotros mismos hemos creado. Mientras haya humanidad habrá arte».