Inicio»Gastronomía»Crear cultura cervecera, la apuesta de Tovar

Crear cultura cervecera, la apuesta de Tovar

La cervecería lanzó este martes 29 de noviembre dos nuevos productos que buscan también enseñar diversos estilos de la bebida tradicional

0
Compartido
Pinterest URL Google+

En Venezuela, y muchos otros lugares del mundo, la cerveza es la bebida alcohólica preferida por la mayoría. No hay discriminación de ningún tipo, puede estar en los sancochos más populares y en las fiestas más elitistas debido a que además de sabrosa, lleva tras de sí el peso de años y años de tradición. Por tanto, hablar de cultura cervecera no debería sonar tan arriesgado. Menos cuando se considera a la gastronomía como una de las manifestaciones culturales más innovadoras y rica en contenidos.

Las personas que impulsaron Cervecería Tovar comparten esta apreciación y han ido promoviendo, sin que sea demasiado explícito, la cultura cervecera a través de diversas medidas. Una de ellas es mantenerse fieles a las formas tradicionales de hacerla. El apego a esta técnica milenaria, a la Ley de pureza de Bavaria que data de 1516, así lo refleja. La norma limita los ingredientes de una buena cerveza a tres: cebada malteada, lúpulo y agua, ésto deja por fuera colorantes, conservantes, y otros químicos aún presentes en muchas bebidas del mercado.

Por esta y muchas razones este martes 29 de noviembre Esfera Cultural se acercó a la presentación de las nuevas cervezas de Tovar para conversar con Kilian De Fres, gerente de la marca y hablar sobre la historia, una historia de cerveza.

“Llevábamos nuestra cerveza en un camioncito, recogíamos los vacíos, atendíamos a nuestro pueblo y en aquel momento nosotros simplemente manteníamos ese vínculo con ellos, con la Colonia Tovar”, comenta Kilian De Fres, sobre los inicios de su empresa hace 17 años. Comenzaron con la idea de hacer cerveza tradicional y complacer a su comunidad –con antepasados germanos- ávida de buena birra. Poco imaginaron el impacto que tendría.

“Este es el oficio al que nos dedicamos y siempre quisimos hacer cervezas especiales, diferentes, o por lo menos ofrecerle al consumidor un producto al que no estuvieran acostumbrados, un producto que se remontara a sus orígenes”, continúa De Fres. La intención era que el la persona probara una verdadera Pilsen, que se acercara al sabor de aquellas primeras cervezas. Durante el proceso se presentaron también obstáculos, como personas que por falta de costumbre, descartaban la cerveza porque decían que era “demasiado fuerte”.

Kilian De Fres Foto: CaracasTV @tucaracastv

El maestro cervecero de Tovar indica que tomó tiempo explicar que ese era el
verdadero sabor, el de la cebada, que se hacía protagonista en la bebida. Paulatinamente la demanda creció y el nuevo reto era que el consumidor no entendía el planteamiento de fondo que la empresa ofrecía. “ Tomaba mucha cerveza pero no tenía cultura cervecera. No sabía cómo y con qué se fabricaba, o cuál era la diferencia entre una y otra. Tuvimos, entonces, que encontrar una manera de explicarlo a fin de generar cultura cervecera”, relató.

Un ejemplo de ello es cuando una persona llega a un restaurante y pregunta por la cerveza que esté más fría sin importarle el estilo, el color y el sabor. “Eso es lo que estamos tratando de cambiar. La idea es que el consumidor cate los diversos tipos de cerveza, que  pruebe, conozca y decida cuál es la que verdaderamente le gusta”, indica el gerente.

Para lograrlo, luego de una evaluación, concluyeron que lo más viable era presentar productos que representaran a la cultura de la cerveza. De allí nació HefeWeizen, una cerveza sin filtrar, la malta sin alcohol, y más recientemente, la Klar (clara) y la Dunkel (oscura).

En privado

“La cultura cervecera es más antigua que Alemania. Es un oficio que data de más de cuatro mil años de antigüedad pero cada país tiene sus peculiaridades  (…) El mercado venezolano está repleto de cervezas muy suaves, y las campañas o las presentaciones de los productos están más enfocadas al mercadeo, no al desarrollo de la cultura”, explicó Kilian De Fres a Esfera Cultural. En su opinión ofrecerle todos estos productos al consumidor junto a esta información valiosa, es el primer paso para que ellos, posteriormente decidan qué prefieren.

Los emprendedores no descartan, a mediano plazo, realizar otras actividades en pro de generar una cultura cervecera mayor, pero siempre dentro de estas fronteras. Esto, aunque la crisis le toca la puerta todos los días. “Nosotros amamos a Venezuela. Queremos seguir en Venezuela y tratamos de sobrevivir. A veces no conseguimos algún insumo, tenemos que esperar, y los proveedores se tardan, pero aquí estamos, aquí nos quedamos”, sentencia.

Comentarios