Inicio»Artes Plásticas»Danzar y crear. Arte y genética en la obra de Nela Ochoa

Danzar y crear. Arte y genética en la obra de Nela Ochoa

Uno de los aspectos más relevantes de la trayectoria de la artista Nela Ochoa es que en sus obras y exposiciones, se entreteje la simbología con la realidad del entorno.

7
Compartido
Pinterest URL Google+

Video-artista, destacada y una de las pioneras en Venezuela, Nela Ochoa (Caracas, Venezuela, 1953 – vive y trabaja en Santa Cruz de Tenerife, España), es una creadora difícil de encasillar en un solo perímetro de las artes visuales. Sus exposiciones recientes atraviesan los límites disciplinarios gracias a su formación heterogénea con un enfoque holístico, por lo que no es posible debatir solo de las obras, sino de un todo.

A partir de los 70, simultáneamente se inscribe en clases de arte con Marcela Jaye, de dibujo con Abilio Padrón, en la Escuela Cristóbal Rojas y danza con Contradanza. Seguidamente cursa diseño gráfico en el Instituto Neumann y al finalizar la década, danza y vocalización en la Roy Hart Theatre con Macrodanza y Danzahoy en Caracas. En 1985, se gradúa en danza contemporánea en la Academia Rencontres Internationale de Danse Contemporaine, en París.

En la década de los 80, realizó videos, instalaciones y performance, con la marcada influencia de su formación en danza contemporánea y arte. La coreografía, la puesta en escena, el concepto y la simbología del lenguaje corporal, dirigen sus propuestas e intereses hacia el cuerpo humano como tema central, que luego evolucionará para ir más allá, valiéndose de investigaciones afines a las ciencias aplicadas al estudio de imágenes óseas y la genética.

Carne de Cañón (1998), XXIII Salón de Aragua, Maracay de Nela Ochoa

De su amplia carrera, quisiera nombrar algunos de sus videos e instalaciones, que a juicio personal, describen su creatividad para abordar mencionados temas e intereses. De su nutrida producción, destaco los vídeos Que en pez descanse (1986) o Baños de sangre (1993), -Colección del Maccsi, hoy Museo de Arte Contemporáneo Armando Reverón-;la instalación Carne de cañón (1998), con la que participa como artista invitada en el XXIII Salón Aragua, Maracay. Es oportuno resaltar una de sus obras emblemáticas, A plomo (1993), un claro ejemplo del uso de técnicas y soportes para tratar, no solo el cuerpo a partir de una imagen (RX), sino también para palpar la realidad violenta, que ya comenzábamos a vivir en el país. Se trata de una instalación con la que participó en la VII Edición del Premio Eugenio Mendoza (1994), allí utilizó radiografías óseas de personas heridas de bala, dispuestas como lápidas luminosas en el piso de la sala de exposición.

De igual manera, pretendo referirme a dos exposiciones individuales, en las que, se interroga y se enlaza nuestra realidad social. La primera, PostPretérito (2015), en La Caja, Centro Cultural Chacao, Caracas (exhibida en el Maczul en 2017) y más recientemente, Mar de fondo (2019), Centro Atlántico de Arte Moderno, Las Palmas, Gran Canaria, España. En ambas muestras, la artista se vale de toda su experiencia en las artes visuales para continuar explorando su interés en el cuerpo humano y la ciencia, en un contexto social y ambiental actual, con sendas muestras donde la totalidad es inseparable de cada uno de sus componentes.

De esta forma, PostPretérito, en palabras de la curadora Lorena González Inneco,” …es un tiempo verbal complejo, que no es ni pasado, ni presente, ni futuro… En este sentido, la muestra transitó en una metáfora de opuestos: masculino-femenino, vida-muerte, crecimiento-destrucción y civilización-barbarie, desde una indagación e interpretación, a partir de códigos genéticos propios. De esta manera, se contemplan cuatro zonas o ejes: 1-Arqueologías de lo probable, 2-Desentierros, 3-Cartografías potenciales y 4-Sedimentos” .

Como parte de ese futuro negado que señala el título de la muestra, semanas previas a la inauguración, fueron robadas de un depósito, un grupo de piezas creadas a partir de códigos genéticos, entre ellas láminas de látex del propio ADN de la artista, que formaban parte de “Desentierros”; la misma quedo incompleta, para finalmente especificar en “lo que pudo ser y de lo que es sin ser, juego que también se produjo gracias al carácter terrible de lo ocurrido”, (González. (2015):“Ni pasado, ni presente, ni futuro “post pretérito”. En http://www.agoramagazine.it/).

Dicho robo, causó conmoción, pero la ausencia de algunas obras se convirtió en un elemento determinante y esencial de la exposición, la artista dibujó su ADN (a partir de archivos digitales de las obras robadas) sobre las paredes de la sala. De manera tácita, era inevitable asociar la muestra con las condiciones escandalosas y terribles del momento, hoy exponencialmente ascendentes, que aquejan a los venezolanos.

Ochoa en ocasión de la muestra Postpretérito afirmó: ” Mi trabajo actual está inmerso en el universo genético, de donde saco la materia prima para crear otro cuerpo, un tejido con el contenido cultural del mundo que me rodea. Veo mis obras como anotaciones, reflexiones y conexiones mentales de lo corporal que obstinadamente necesito materializar. No tengo fórmulas seguras, es el trabajo constante, la investigación, la curiosidad, la intuición, el entorno que me conmueve o me altera, lo que va formando el cuerpo de la obra.”  (Ochoa, 2015: 3).

El verdadero y primer plano de “Mar de fondo” de Nela Ochoa

Sobre Mar de fondo la artista dice: “Es el resultado de una estancia en el programa “Artistas en Residencia” del CAAM, para desarrollar un proyecto, en el 2019, tras ser seleccionada en una convocatoria abierta. La instalación, hecha para dicho espacio, estuvo compuesta por tres piezas tituladas: “Mar de fondo. Homenaje a Hokusai ”, “Especies Millenium 1,2,3” y “Exponja” con las que busca plantear la problemática de la contaminación ambiental del planeta, por la cantidad de desechos imperecederos que van a parar a mares y océanos, al agua, elemento esencial para la vida tanto del planeta como de nosotros.

-“Mar de fondo” explica-  es un fenómeno que produce oleaje en zonas costeras, producto de corrientes submarinas o actividad geológica, esto ocasiona que lo depositado, esas impurezas, en el fondo marino suba a la superficie y lleguen a la playa.

La artista con esta instalación hace un cumplido al pintor y grabador japonés “Hokusai” (Tokio, 1760-1849), por su famosa estampa “La Gran ola de Kanagawa”, recreada con cuerpos plásticos de distintos envases. Seguidamente, nuevas especies marinas realizadas con desechos, complementan la exposición. Un pez, cuya estructura ósea es de aluminio, el cuerpo gelatinoso de una medusa con plásticos y la secuencia genética de la esponja de mar –Caminus Vulcani–en peligro de extinción.

En conversación sostenida con la artista el 8 de mayo, Nela Ochoa informó que Mar de fondo Homenaje a Hokusai, se encuentra actualmente a la espera de ser exhibida en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Gran Canaria, pero la instalación fue suspendida por la cuarentena, producto del Covid 19. ” En el mismo estatus está mi exposición individual “EXpecies”, pautada para finales de año, en una Galería Saro León en Gran Canarias, que junto a “Exponja” contiene otras especies de flora y fauna en peligro de extinción”, añadió.

Bermudana Helix, palmera en peligro de extinción en Miami, Florida. Foto cortesía de Nela Ochoa

También destacó que continúa trabajando con la genética y especies en peligro de extinción, que proceden de lugares donde ha estado. Es el caso de un gen de la palma “Bermudana Fan Palm” o “Bermudana Helix”, que se encuentra exhibida en el Departamento de Microbiología Molecular, de la Universidad Internacional de Florida en Miami, investigación que continua hoy en Tenerife de otras  especies endémicas y en peligro de sucumbir del lugar. Otro proyecto que adelanta se refiere al cromosoma “Y”, como conjunción y figura de bifurcación de caminos, donde estos se separan o se unen.

Su variada formación, inclinó la balanza hacia el uso de diversos medios, técnicas, objetos y soportes para hacer un todo de sus obras y exposiciones. Estas consiguen ser observadas desde el acelerado ritmo del deterioro de las sociedades y del planeta en las décadas recientes. Desde la pequeña  macromolécula base de la herencia (ADN), pasando por la violencia de unos hacia otras personas, hasta las consecuencias de la contaminación que nos afecta a todos. La naturaleza de la artista, es en sí misma, es una interpelación, una reflexión de la humanidad, a los daños en los ecosistemas y a nuestro comportamiento como destructores del medio ambiente.

 

Todas las imágenes que aquí publicamos fueron tomadas de la página web de la artista http://www.nelaochoa.net/

 

 

Fuentes consultadas:

Centro Atlántico de Arte Moderno (s/f) Programa ‘Artistas en Residencia’ Nela Ochoa y Natalia Escudero López. Disponible en: https://www.caam.net/es/expos_int.php?n=4044

González, Lorena (2015) “Pospretérito de Nela Ochoa o la extraña crónica inusual de los tiempos de una obra “. En:Catálogo Post Pretérito o la extraña crónica inusual de los tiempos de una obra. Fundación Centro Cultural Chacao, p 6-20.

González, Lorena (2015) “Ni pasado, ni presente, ni futuro “post pretérito”: exposición de Nela Ochoa en el Centro Cultural Chacao” En: Agor@ Magazine. Disponible en  http://www.agoramagazine.it/index.php?option=com_k2&view=item&id=3709:ni-pasado-ni-presente-ni-futuro-post-preterito-exposicion-de-nela-ochoa-en-el-centro-cultural-chacao&Itemid=734. Consulta: 03-05-2020

Navarro, Nora (2019) “«Mar de fondo», la nueva cachetada de Nela Ochoa”. En: Papel Literario. El Nacional. Disponible en https://www.elnacional.com/papel-literario/mar-de-fondo-la-nueva-cachetada-de-nela-ochoa/  Consulta: 01-05-2020

Ochoa, Nela (2015) En: Catálogo Post Pretérito o la extraña crónica inusual de los tiempos de una obra. Fundación Centro Cultural Chacao, p 2.

Ochoa, Nela. (s/f) En: http://www.nelaochoa.net/ Consulta: 01-05-2020

Nela Ochoa. Mar de fondo. Disponible en https://www.laventanadelarte.es/exposiciones/caam-centro-atlantico-de-arte-moderno/canarias/las-palmas-de-gran-canaria/nela-ochoa/48708