Inicio»Artes Plásticas»Desvalijar la identidad

Desvalijar la identidad

Desde hace tiempo el vandalismo ha convertido la belleza artística que rodea la ciudad en un significante de abandono.

13
Compartido
Pinterest URL Google+

Una parte de nuestra identidad cultural se ha visto afectada con el pasar del tiempo. Además están los acontecimientos en años recientes como: saqueos a instituciones culturales, robos de obras, librerías cerradas y un sinfín de acciones destructivas que afectan profundamente el patrimonio cultural.

La etimología de la palabra identidad,deriva del latín ídem que significa: “el mismo, lo mismo”. El concepto de La RAE es “aquel conjunto de rasgos propios de un individuo o colectividad que los caracterizan frente a los demás.”
Una identidad que en nuestro país, ha sido poco a poco desvalijada desde un verbo, con una acción contundente que refleja lo que actualmente se vive, en los espacios comunes.

Según IAM (Institutional Assets and Monuments of  Venezuela) en todo el territorio nacional existen alrededor de 6.812 piezas de bronce, entre ellas estatuas y esculturas que han sido sustraídas del país al igual que el robo masivo de las lápidas ubicadas en el Cementerio del Este. Esta organización sin fines de lucro, se encarga de difundir la situación actual del patrimonio cultural venezolano debido a que no hay cifras oficiales, ni una posición, por parte del Ministerio de Cultura sobre la actual situación.
“Existe una falta de institucionalidad cultural, actualmente se promueve una visión populista y no estratégica .Sumada a la crisis cultural donde se debe trabajar el tema del patrimonio y en una larga lista que va desde la industria del cine, libro, teatro, cultura, galerías, entre otros”. Así lo afirma Carlos Guzmán Cárdenas, sociólogo y profesor de la UCV.

Esta escultura que adorna Sabana Grande se encuentra completamente oxidada Foto: Aguamiel Mendoza

En un recorrido por el Bulevar de Sabana Grande donde PDVSA inició un proyecto con la idea de crear un museo a cielo abierto en el año 2010 y con la supuesta idea de restaurar  el  sector, que en lugar de eso contextualiza un olvido de las obras de  arte que habitan  el paseo peatonal.

Jane Jacobs , divulgadora científica y urbanista canadiense. en su libro, Muerte y vida de las grandes ciudades  en 1961 escribió : “Una mala configuración física del  espacio público puede propiciar problemas de relación y de utilización”. De allí que las esculturas en los espacios públicos pueden ser víctimas del deterioro ambiental por lluvia, erosión, presencia de hongos como eflorescencias, viento y contaminación biológica.
El factor humano igualmente interviene en su destrucción así como  la falta de mantenimiento,con el agravante de que las obras de arte están en algunos lugares no aptos para esas instalaciones.Las pocas piezas que se han mantenido en el Bulevar de Sabana Grande están realizadas con materiales nobles.No obstante, las obras ubicadas en el Metro de Caracas  han sufrido consecuencias pero los daños ocasionados por los usuarios.

Los expertos consideran  que  una política destinada al ornato de una ciudad con obras de arte, debe tener en cuenta que una de las características necesarias de las esculturas como es ser aptas para estar a la intemperie.Sin embargo, junto a la planificación urbana también se requiere una fuerte institución cultural capaz de  fomentar la educación en estos espacios y a propósito la reconocida urbanista  Jane Jacobs (1961)  escribió en el libro mencionado que la falta de conexión entre el diseño y la realidad cotidiana, obliga a las personas a transgredir los usos normativos del espacio urbano para adaptar el espacio físico a sus necesidades: de nada sirve tener muchas obras y esculturas las cuales no tendrán el respeto que merecen. Se debe pensar en el futuro y saber qué tipo de obra se coloca en cada lugar.

Hay consenso en torno a la idea  que las  piezas que conviven diariamente en los lugares de mucho tránsito peatonal, sirven como esa reflexión del día a día, para respirar del ajetreo de una ciudad abrumadora. Solamente hace falta un buen mantenimiento y vigilancia, para reactivar esa belleza realizada por los artistas.

El profesor Carlos Guzmán Cárdenas con estudios avanzados  en materia de Gestión y Políticas Culturales  dice que en Venezuela hay que  implementar una política cultural capaz de acercar las personas a los espacios públicos. Por ende, esa conexión abre un compás para crear un debate y una acción comunicacional. Así es como se construye la democracia, cuando varias personas se reúnen para hablar, donde el tema educativo sobre arte y cultura se discute sin caer en  conflictos político – partidistas. Esta acción se traduce y así los señala  por su parte,  el profesor de Multimedia de  la UCAB,  José Luis Jiménez en “ésto es para los ciudadanos y nosotros estamos presentes”.

Todas las fotos de esta Galería son de Aguamiel Mendoza