Inicio»Teatro»“Emilia” pone en jaque la estructura familiar

“Emilia” pone en jaque la estructura familiar

Ya se presentó en función privada, pero llegará a las tablas oficialmente en 2017

1
Compartido
Pinterest URL Google+

“Fue su niñera. Lo crió, cuidó y acompañó. El tiempo los separó y vuelven a encontrarse. Él, adulto con mujer e hijo; ella, ya vieja, sola y necesitada. ¿Cuánto no registramos de la necesidad de los otros? ¿Dónde nace esa desconexión solidaria en quienes nos pensamos solidarios? Ese niño creció, pero tal vez ese amor de pago que constituyó su infancia no mutó y siga siendo su estructura afectiva. Por alguna razón todos se aman y esa razón no siempre es el amor”.

Así define Claudio Tolcachir, -actor, director, dramaturgo y fundador de la compañía teatral argentina Timbre 4– su pieza Emilia, la cual será estrenada oficialmente en Venezuela por la compañía Deus Ex Machina, en 2017.

 

Pre-estreno

El pasado 25 de noviembre la Embajada de la Unión Europea en Venezuela y  la Embajada de Argentina presentaron una función privada de la pieza Emilia en el Espacio Plural del Trasnocho Cultural. La idea era conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra La Mujer, pero a partir de ahora es un proyecto exclusivo de la compañía venezolana Deus Ex Machina cuyo éxito La Crema y Nata fue reseñado recientemente. Ellos se encargarán al cien por ciento de la producción de la obra, que será estrenada oficialmente en marzo de 2017 en La Caja de Fósforos de La Concha Acústica de Bello Monte.

Poster oficial usado para la función especial

Rossana Hernández, fundadora de la compañía responsable del montaje en Venezuela y directora de este próximo estreno, conversó en exclusiva con Esfera Cultural sobre lo que es y será la pieza original de Claudio Tolcachir. Hernández sigue el trabajo del argentino a raíz del Festival Internacional de Caracas, quienes trajeron sus obras El Viento en un Violín y Tercer Cuerpo.

“Me interesé mucho en este autor y comencé a investigar sobre lo que hace. Me gustó su forma de abordar el teatro y los temas que trata. Conseguí sus obras, las leí y me gustan todas. Cuando me topé con Emilia me impactó, además que sentí una pequeña diferencia en su dramaturgia, porque generalmente hay mucho humor inteligente e ironía, pero en esta había una cosa un poquito más densa”, dice.

Aunque la violencia de género está presente en la obra, no es su eje central. Realmente se aborda el problema desde sus muchas aristas, entre ellas: la familia como núcleo, el control en su dinámica, la imposición, la necesidad de afecto, entre otros

“Es una obra que pone la lupa sobre las relaciones familiares, sobre la incomunicación, sobre la necesidad del afecto y cómo esa necesidad, o el amor, es comprendido por cada uno de los integrantes de una familia de manera distinta. A veces lo que yo espero no es lo que obtengo y así mismo no es lo que doy, ahí se traba el círculo y es terrible”, comenta la directora.

Foto cortesia de la Union Europea, en ella la Embajadora de la Union Europea en Venezuela, Aude Maio-Coliche junto a la directora de la obra, la venezolana Rossana Hernandez, Ginette Angulo, Asesora de Cooperacion U.E. y Gisela Gonzalez Servat, Asesora de Prensa, Cultura y Visibilidad U.E.
Embajadora de la Unión Europea en Venezuela, Aude Maio-Coliche junto a la directora de la obra, la venezolana Rossana Hernandez, Ginette Angulo, Asesora de Cooperacion U.E. y Gisela Gonzalez Servat, Asesora de Prensa, Cultura y Visibilidad U.E. Foto: U.E.

Los Actores

Hernández refiere que la pieza está apoyada casi netamente en el trabajo actoral y reitera que toca un tema muy humano. En su opinión, exige una sinceridad muy grande en el momento tan íntimo que es representado, y de allí la complejidad de las interpretaciones.

Diana Volpe, Elvis Chaveinte, Carolina Torres, Martín Moreno y Jorge Melo son los actores responsables de dar vida a esta familia disfuncional, cargada de presión y control.

“Fue un reto interesante este trabajo. Meterme en el cómo seria eso de no tener absolutamente nada, no tener a nadie y que lo único que tuviste se te fue y ahora estás viviendo de nada. Hubo cosas mías que utilicé y otras que tomé prestadas de gente que conocía. La dirección de Rossana, siempre fue muy precisa, ella tuvo muy claro lo que quería del personaje. Este personaje es muy distinto a mí, no tiene nada que ver conmigo”, comenta a Esfera Cultural, Volpe.

– ¿Qué consideras es lo más importante acerca de esta obra?

Es interesante porque es un aspecto distinto de la violencia de género. Hasta el final que vemos un desenlace violento, es una cosa donde la violencia no es necesariamente se traduce en que te agarra a golpes o te rompe algún hueso. Es la violencia en el sentido de anular poco a poco, controlar y manejar de manera tal, que te suprimo

 

Foto principal: Unión Europea