Inicio»Artes Plásticas»Carmen Araujo: Nuevo país de las Artes traduce al país

Carmen Araujo: Nuevo país de las Artes traduce al país

La edición digital de " Nuevo país de las Artes" ya está en la Biblioteca Digital de Banesco , gratis y activa

9
Compartido
Pinterest URL Google+

Con un encuentro con representantes de los medios de comunicación social, junto a una exposición fotográfica, un conversatorio revelador y un buen desayuno en el Hotel Tamanaco , la Gerencia de Comunicaciones de Banesco anunció la instalación en la Biblioteca Digital de la institución ,de  Nuevo País de las Artes, un libro  que forma parte de la colección Rostros del Futuro cuya edición estuvo a cargo de Antonio López Ortega. Los 25 artistas que fueron entrevistados y retratados por 50 profesionales expertos en procesos culturales en el libro, nacieron entre 1975 y 1999 , ya tienen una trayectoria consistente y fueron seleccionados por 20 conocedores de las arte plásticas en Venezuela

Norberto Méndez  vicepresidente de Comunicación y Responsabilidad Social en Banesco condujo el conversatorio con Carmen Araujo y Esmelyn Miranda . La primera integró el comité seleccionador del libro; es arquitecto y licenciada en arte, ocupó el cargo de jefe del Departamento de Museografía del la GAN entre 1995 hasta el 2004 y actualmente es la directora  la  Galería de Arte Contemporáneo Carmen Araujo Arte y el Secadero N 1 ( diseño y artesanía)  en la Hacienda la Trinidad.

Por su parte, Esmelyn Miranda quién representa en la charla a los protagonistas del libro, nació en Valencia en 1977, se graduó de arte puro  en la Escuela  de Arte Arturo Michelena en el año 2001, hizo cursos de fotografía y performance en México. Desde entonces  participó en el Salón Arturo Michelena, en el Salón Jóvenes con FIA y fue ganador del salón Eugenio Mendoza en 2017. También exhibió su trabajo en muestras individuales en Valencia Maracaibo y Caracas y actualmente se dispone a realizar una Residencia en Pamplona-España y tiene un compromiso en Buenos Aires.

En el conversatorio sobre ” Nuevo País de Las Artes”, Norberto Méndez, vicepresidente de Comunicación y RS de Banesco, la galerista Carmen Araujo y el artista Esmelyn Miranda

A la pregunta de Norberto Méndez en relación a su cuota- parte en la elaboración de  Nuevo país de las Artes, Carmen Araujo expresa: “ Me llama Antonio López Ortega y ante una llamada de él,  uno está siempre atento y pendiente. Nos pide que hagamos una lista de cuáles serían los artistas que ya han comenzado a recorrer carrera y que uno puede pensar que tendrán proyección a futuro. En mi experiencia de 12 o 13 años como galerista, aprendí que si al principio respondía  emocional y hasta físicamente ante la obra de arte, ahora necesito considerar otras cosas a la hora de evaluar un trabajo. En primer término la madera que tiene el artista para desarrollar una carrera a futuro. Teniendo eso bien presente, quise darle a Antonio un grupo de nombres de artistas con suficiente madera, fuerza, conocimiento, inteligencia y estudio que le permita desarrollar a largo plazo, una carrera. En ese sentido, los 25 artistas que se presentan en el libro,  son personajes montados seriamente en desarrollar un trabajo y creo que presentar este grupo de creadores,es uno de grandes aportes del libro.

–Otro punto interesante de la tarea que nos encomendaron – continúa Carmen Araujo-  es que cada uno de quienes realizamos las listas iniciales tenemos interés en los distintos géneros del arte. Unos tenemos predilección  por los  pintores conceptuales, otros, por aquellos  que investigan y contextualizan  su obra y hay quienes prefieren sencillamente a los artistas que se dedican a la pintura per sé. Lo interesante del ejercicio fue descubrir que al final uno está completamente de acuerdo con la selección que hicieron 20 personas con perspectivas e intereses diferentes.

–¿Fue difícil escoger esos nombres?

— Siempre es difícil porque yo creo que independientemente que te guste o menos un trabajo, hay algunos que necesariamente tienes que considerar como una propuesta seria. Dejar fuera a alguien siempre es horrendo.

En este punto de la charla, el gerente de comunicaciones de Banesco destaca que detrás de cada  historia de Nuevo país de las artes y lo mismo ocurrió  en los libros anteriores de la colección, hay un fotógrafo y un periodista que trabajaron en conjunto  para levantar esa historia del personaje. “En el caso de los artistas, 15  de los elegidos viven fuera de Venezuela. “Fue titánico coordinar el trabajo el exterior aun cuando  hay periodistas venezolanos en todas partes”, asegura el gerente

–¿Qué significó para Esmelyn la experiencia?

–Fue emocionante. Cuando llegó el correo había visto otros libros de la colección y  nunca imaginé que estaría ahí. Más tarde me causó emoción encontrar en la lista a 20 amigos míos. Siento que el libro se asemeja a  esos encuentros que se hacían en las exposiciones de antes cuando nos conseguimos todos y podíamos compartir. El libro es como una pequeña fiesta. Estamos todos. Por ejemplo, todos los que estuvimos hace diez años exponiendo y disfrutando el espacio de Santa Lucía en Maracaibo y eso habla de nuestro continuo trabajo en el arte.

— En el primer momento – continúa Miranda-   no conocía la dinámica de la entrevista y la sesión de fotos. Con  Rafael Simón  Hurtado trabajamos un día completo. El estuvo todo el día en mi casa pero además conversamos por teléfono. No fue un trabajo sencillo de un par de horas de entrevista.  El fotógrafo Anaxímenes Vera  que además  le hacía las fotografías a todos los artistas de Valencia, era mi amigo personal. Sentarme a tomar un café con él fue muy bonito.

–¿ Qué fue lo más complicado de la entrevista?

— Hurtado llegó temprano y se fue en la noche.  Compartimos la  comida, el café , el agua y el quiso saber quién es mi papá y quién es mi mamá. En una entrevista tan extensa se profundizan cosas  sensibles que no se pueden decir en un correo. Y esa fue la parte no difícil y valiosa de la experiencia.  Meterlo en el taller y conversar con el todo ese tiempo fue muy grato.

” Resuelvo las cosas con lo que tengo” asegura, Esmelyn Miranda en la foto de

–¿Como artista qué crees que le aportas al país con tu obra y cómo la desarrollas?

–Creo que seguir aquí es el  mayor aporte que puedo dar. Seguir trabajando con todo lo que me brinda precariamente  este tiempo y la misma dificultad  es el reto que me impulsa a seguir trabajando.

–¿Cuándo decidiste ser artista?

–Resulta que yo vivo en un calle que empalma dos avenidas y  en una de ellas  quedaba la sede de la Asociación Nacional de Artistas Plásticos y al lado estaba el museo donde se hacía el Salón  Arturo Michelena. Entonces cuando salía a jugar de niño  lo primero que veía eran estos sitios y lo que hacían los artistas allí. Ya de grande se me dio la oportunidad de estudiar arte pero la decisión no tuvo  que ver con un llamado interior sino con las ventajas que me brindaba esa carrera sobre otras. Me gradué en el 2001.

—¿Qué artistas influyeron en ti?

–Harry  Schuster y  Gustavo Zajac . Cuando vi la Virgen del Socorro de Zajac  dije: “Yo quiero hacer ésto.”

–¿De qué hablan los artista y qué les preocupa?

–De lo que que menos hablamos es de arte. Somos  personas que tenemos los mismos problemas que los demás y tenemos las mismas formas de solucionarlos que los demás. Generalmente no conversamos  sobre arte. Hablamos  de experiencias personales, de qué tan fácil o difícil es  hacer una cosa. Quizás compartimos un libro.

–¿ Cómo es tu proceso creativo?

— Siempre me gustó caminar y siempre viví en el centro de Valencia . Lo caminaba a pie  y eso fue ayudando a que pudiera “robar” cosas de la calle para  mi obra. Luego crecieron las posibilidades porque me compré una bicicleta y así amplié el recorrido .Yo trabajo por recorridos y  por recolecciones y de esa forma realizo mi obra.

Norberto Méndez, en este punto, le dirige  una nueva interrogante a Carmen Araujo y es sobre los elementos comunes que se pueden encontrar entre los artistas de el  Nuevo país de las Artes . La  respuesta de la galerista  no se hace esperar y afirma: “ Hay artistas  que tienen líneas de trabajo que son familiares; hay artistas que  abordan el tema político. Si tú hablas con Iván Candeo tienes que hablar de política. Y con otros  son historias y pintura. El libro  tiene varias ramas y creo que fue una decisión  inteligente no estructurarlo desde  las líneas de trabajo de los artistas sino presentarlos individualmente.

José Vivenes es uno de los destacados representantes del arte presente y vigente en Venezuela

 

— Creo que lo más importante –subraya Araujo– es que  cuando tú ves el libro completo descubres que todo eso está pasando ahorita en nuestro país  y vas a ver el país . Creo que se trata de grupos y  problemáticas del arte muy presentes y vigentes. Lo otro que me parece determinante  es que estos artistas aparecieron  en el contexto del arte, sin el apoyo de unas instituciones de país. Hoy en día la labor que hacían los museos  hace ya 20 años atrás ya no la tienen y todos estos artistas han tenido que salir a buscar su camino propio, de otra manera y creo  que ésto es muy positivo. Estos artistas están insertados  en redes internacionales de comunicación, van a  ferias, hacen residencias , establecen diálogos con  instituciones en el exterior y todo ésto les ha dado herramientas para construirse de una manera más sólida. 

El conversatorio concluye brillantemente con una doble pregunta de Milagros Socorro , invitada al evento, y con las respectivas respuestas de Carmen Araujo y Esmelyn Miranda.

— En Venezuela entre otras maravillas,- dice Milagros Socorro- tenemos una extraordinaria tradición plástica y si los cinéticos nos enseñaron que se podía hacer arte sin lienzo, Gego  nos enseñó que se podía dibujar sin papel y ustedes dirían que el arte se puede hacer sin lienzo, sin pintura, sin papel, sin bloque de piedra para esculpir , pero: ¿ Qué dirían ustedes que no le puede faltar al arte sea cual sea el género, el soporte o la intención del artista?

–Yo creo —señala Carmen Araujo– que lo único que no le puede faltar a un artista es el pensamiento y la reflexión. Hace muchísimos años yo tenía a Sandra Pinardi de profesora, y me decía: “Entiende al artista como a un personaje  que puede salir a la periferia de una sociedad, pensarla, re pensarla desde ahí  y entregarla  convertida en cosa”. Entonces creo que lo único que no le puede faltar al arte,es la posibilidad de que el artista salga, reflexione y traduzca. Afortunadamente creo que el artista joven se ha puesto a reflexionar sobre un contexto vivido  y ese es el común denominador en el libro.

–¿ Se puede crear una obra de arte sin libertad?

–Sin libertad no podemos hacer absolutamente nada –enfatiza Esmelyn Miranda– aún cuando las  posibilidades de perderla nos invita a buscar soluciones. Mi trabajo habla un poco en el sentido de resolver las cosas con lo que tengo sobre la base de una reflexión. Yo trabajo con materiales tomados de la calle pero no es cualquier material, son cosas que tienen el aspecto de estar trastocadas  por otras personas, no las compro ni las transformo; es un material que viene de una condición de país . El riesgo  a perder la libertad es lo que me lleva  a mostrar que una bolsa plástica se puede transformar inteligentemente en una obra de arte. Sobre pasar las duras condiciones y  mostrar todo lo que estamos viviendo son otras motivaciones.

 

Disponible en: http://www.banesco.com/somos-banesco/colecciones/rostros-del-futuro/nuevo-pais-de-las-artes-2