Culmina el 32 Festival de Cine Francés en nuestro país

El 32 Festival de Cine Francés continúa en Caracas sin fecha de clausura establecida. Actualmente las películas programadas se proyectan hasta fin de mes  en los cines de Trasnocho Cultural . Tradicionalmente el festival se extiende por varios meses  y se traslada al interior del país en las sedes de la Alianza Francesa.

En tal sentido y cuando todavía hay festival de cine francés para rato , recogemos una información de la Embajada de Francia en Venezuela que actualiza el evento cuando afirma que 12 películas francesas  gritan el lema de “Cinéma, Culture et Éducation” en Caracas y le rinden homenaje al mayor lazo de hermandad entre ambos países personificado por la cineasta  Margot Benacerraf

–Más que arte – dice la nota de prensa- el cine es un encuentro inolvidable con emociones fuertes, alegrías, llanto. Cada uno de nosotros, en cualquier parte del mundo, es capaz instantáneamente de recordar una película que lo ha marcado profundamente. Ya se cumplen 123 años desde que el Salón Indio del Gran Café de París proyectó por primera vez  y con  taquilla, una cinta  de los Hermanos Lumiere. En esa sala, se encontraba el primero de los grandes cineastas de ese país Jean Méliès. Así comenzaba la historia de una nueva modalidad de expresión artística que no ha cesado de adaptarse a la modernidad. El “séptimo arte”, según la fórmula consagrada, o la “décima musa”, como decía de modo tan sugestivo, el laureado novelista galo  Jean Cocteau.

–Por su parte – continúa el mensaje de la institución diplomática-   otro escritor francés André Malraux  declaró sobre  la trascendencia del cine:  “Nuestro mundo debe construirse a partir del diálogo entre culturas, del respeto de las diferencias y de la pluralidad de las miradas que surge de la vitalidad de todas las cinematografías. En este momento, una mujer hindú que ve Ana Karenina quizás llora, al ver en la pantalla, interpretada por una actriz sueca, bajo la dirección de un cineasta americano, la concepción que tenía del amor el gran autor ruso León Tolstoi.”

La  edición del 32 Festival de Cine Francés de  2018, ante todo, es un homenaje a Margot Benacerraf, una Gran Dama del Cine en Venezuela y  se proyecta como película invitada “Madame Cinéma”  de Jonathan Reverón .”Esta edición del  festival se ha engalanado tanto con actrices y actores legendarios como Juliette Binoche, Marion Cotillard o Gérard Depardieu como con los integrantes de a la generación de relevo  jóvenes galardonados  en festivales internacionales pese a su corta trayectoria. Pero, al margen del  brillo, Francia no olvida que el cine tiene dos facetas que se complementan y no se pueden separar: el arte y la industria”, señala la información.

En ese sentido el embajador de Francia en Venezuela, Romain Nadal, en una rueda de prensa relacionada . destacó :“En el 2017 la producción de largometrajes se mantiene elevada con 300 películas producidas, de las cuales 222 por iniciativa francesa. En cuanto a la difusión se proyectaron 650 films en las salas de cine con una audiencia total anual de más de 209 millones de entradas vendidas. También podemos indicar que el año pasado en Francia 17 películas pasaron el millón de entradas. Otro dato relevante es el número de películas francesas que se difundieron fuera de Francia y  sumaron 80 millones y medio de entradas vendidas”.

–En los últimos 10 años, Francia recibió quince Óscar y cuatro Palmas de Oro. Esto es porque en el país galo existe un sistema de apoyo por parte de los poderes públicos.El éxito – explicó el embajador Nadal- deriva de la existencia de un particular sistema de financiamiento en torno al Centro Nacional Cinematográfico, el cual involucra la solidaridad del espectador,pues cada vez que él va al cine, paga un impuesto en el boleto que ha adquirido para ver el film y financia la realización de nuevas películas. Además y siempre por la vía de un impuesto,  cuando una película americana tiene éxito en Francia, ese éxito de taquilla se traduce en financiamiento para la realización de películas francesas de calidad.

–Francia – concluyó  – ha sabido mantener una red de salas de cine necesarias para soportar una industria cinematográfica creadora de empleos y creadora de actividades. Para el ciudadano francés el financiamiento cinematográfico no es un gasto que efectúa a cambio de un simple divertimento sino  la escogencia  de una identidad y del sentido que desea darle a su convivencia.

COMPARTIR

Culmina el 32 Festival de Cine Francés en nuestro país