Proyección del documental “Mr. Gaga, Tras los pasos de Ohad Naharin”

 

El documental sobre el coreógrafo Ohad Naharin: Mr. Gaga, Tras los pasos de Ohad Naharin es el último trabajo del cineasta israelí Tomer Heymann, quien, con su hermano Barak, se embarcó en una odisea: durante siete años filmó en su día a día a uno de los coreógrafos más inquietantes de los últimos tiempos, Ohad Naharin (1952).

El film se proyectará este lunes 13 de febrero  a las 2 de la tarde en la sala de Cine Margot Benacerraf  de la Universidad de las Artes (Unearte).

A lo largo del documental se hace un recuento por los cuarenta años de carrera en la danza de este artista, que comenzó grande -a los 22 años, luego de retirarse de la armada israelí- en la Compañía de Danza Batsheva, fundada en 1964 por Martha Graham y la Baronesa Batsheva de Rotshild. “Nunca audicioné para la compañía. Faltaban uno o dos meses para mi salida del ejército y mi mamá [quien fuera maestra de danza] llamó a la Compañía de Danza Batsheva y dijo: ‘Mi hijo es muy talentoso. Tienen que verlo bailar’. Ella me hizo una valija con alguna ropa de danza y arregló para que fuera a Tel Aviv y tomara una clase con ellos”, comenta él en un pasaje del film.

 

El Lenguaje de Gaga, por Tecadanza

Suele decirse que la necesidad agudiza el ingenio… El lenguaje Gaga surgió de una necesidad. Su creador, el coreógrafo Ohad Naharin, se vio obligado a cambiar sus patrones de movimiento a causa de una grave lesión que sufrió en la espalda, buscando nuevas sensaciones y descubriendo nuevas formas. Gaga es un método de trabajo que explora el movimiento a través de técnicas de improvisación, centradas principalmente en el desbloqueo del cuerpo. Es la técnica que usan los bailarines de la compañía Batsheva Dance de Israel, dirigida por Naharin desde 1990, aunque no está enfocada únicamente a los bailarines profesionales, sino que es una práctica que puede hacer cualquier persona. Los bailarines de su compañía tienen que tener pasión, habilidad e imaginación. Gaga trata de la eficiencia del movimiento, de su propia forma. No está permitido mirarse al espejo durante la práctica, ya que se trata de “descubrir” gracias al poder de la imaginación y la musicalidad.

“Si no fuera por el movimiento, que no será vinculante, si no fuera por la existencia, no vamos a experimentar la emoción”.

El método Gaga tiene una serie de palabras, a modo de código, que significan formas particulares y que indican las partes del cuerpo que intervienen en el inicio y el sentir de ese movimiento. En este enlace Naharin explica su método:

El resultado son movimientos originales y precisos, extremidades muy flexibles, ráfagas explosivas y una gran vitalidad. Todo ello hace que las obras de este coreógrafo, al combinar explosividad física en contraste con la calma, tengan un gran impacto en el público.

 

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Proyección del documental “Mr. Gaga, Tras los pasos de Ohad Naharin”