Inicio»Vanguardia»Festival Internacional de Video Arte nodoCCS: Un espacio para el intercambio y la reflexión

Festival Internacional de Video Arte nodoCCS: Un espacio para el intercambio y la reflexión

Este sábado 21 de octubre se inauguró el evento en la galería Cerquone Projects de La Castellana. El italiano Marcantonio Lunardi se llevó el primer premio

1
Compartido
Pinterest URL Google+

El videoarte es un collage de disciplinas, de concepciones. Plantea un acercamiento más experimental a las artes audiovisuales y es un medio libre, como pocos. Sus límites no están claramente definidos, como en todo arte conceptual, y se nutre de distintas disciplinas como la animación, la fotografía, el video y el sonido. Es un medio que permite, por sus márgenes difusos y sus infinitas posibilidades, explorar conceptos filosóficos, sociales y poéticos, y ensayar con la abstracción, percepciones sensoriales y la utilización de narrativas experimentales.

La iniciativa de la plataforma cultural NodoCCS de crear el Festival Internacional de Video Arte nodoCCS -este año en su tercera edición- surge de la preocupación por abrir un espacio en el que artistas emergentes de cualquier parte del mundo puedan exponer sus obras ante la audiencia venezolana. Pero también a la inversa, brindarle al espectador un amplio y nutrido abanico de propuestas de artistas contemporáneos alrededor del mundo. A casa llena, este sábado 21 de octubre, se inauguró el festival en la galería de arte contemporáneo Cerquone Projects.

***

El público se mueve a media luz entre las coloridas instalaciones y obras imaginarias de Abraham Rosales -la exposición que aloja el espacio actualmente- y las proyecciones sobre tela y pared. Al entrar, en una gran pantalla se encuentran los tres ganadores del concurso: Marcantonio Lunardi de Italia, Monika Czyzyk de Polonia y Mohammad Heika de Indonesia.

III Festival Internacional de Video Arte nodoCCS
III Festival Internacional de Video Arte nodoCCS Foto: Ezequiel Carías EZVisual

Las obras que están en el podio son un claro ejemplo de cómo la flexibilidad de esta disciplina, que a través de recursos multi-sensoriales, estéticos y narrativos, permite abordar temas tan extensos y diversos como la migración, la memoria y exploraciones lingüísticas. El videoarte es, además, un medio democrático, que no requiere grandes recursos técnicos para su concepción, que puede realizarse a partir de situaciones cotidianas, escenas minimalistas o incluso abstractas, que buscan interpelar al espectador sin condicionarlo.

En la obra ganadora, Unusual Journey, se ve a un hombre de tez negra mientras da brazadas en el aire. Continúa moviéndose incansablemente, nadando ante la mirada pasiva de un director caucásico y su cámara. Con esta imagen, el autor Marcantonio Lunardi escenifica la odisea de aquellas personas de África que atraviesan el mar en busca de un lugar seguro en Europa.

Con una exploración de los materiales de la memoria, Cyzkyk obtuvo el segundo puesto. Imágenes en diapositiva y recuerdos narrados se desvanecen en lo oscuro de nuestros recuerdos. Hay, finalmente, un elemento que lo anula todo. Una letra. Una mano practica su caligrafía, topándose una y otra vez con la letra “E”. Esa “E” se convierte en un error.

Benna G. Maris Belgium “The blur” Foto: NodoCCS
Benna G. Maris Belgium “The blur” Foto: NodoCCS

La directora de Nodo, María Elena Bilbao, comenta que el festival fue concebido para crear un espacio en el cual los consumidores de arte de la ciudad pudieran acercarse a artistas y muestras de otros países. “No hay exposiciones con artistas de afuera. Queríamos hacer una muestra que involucrara gente joven de todos lados sin tantas complicaciones”, asegura.

El videoarte parecía la mejor elección por la practicidad del formato y demostró ser un éxito. Este año recibieron 460 obras de 60 países diferentes, de los cuales el jurado, proveniente de países como México, Austria, Siria y Venezuela, seleccionó 30 para la muestra. Dentro de estos se incluyen los tres primeros lugares.

Entre los elegidos destacaron el de  una mujer contemplando un jardín en una pantalla (Foto principal), un Mark Zuckemberg ligeramente deformado y psicodélico (Foto anterior) , una hilera de pájaros cantando hashtags por justicia #GlobalWarmingIsReal  y un ring de peleas y enfrentamientos entre luchadores con subtítulos de mensajes antipatriarcales fueron algunos de los ejemplares.

A pesar de la distancia y las distintas trayectorias de los artistas es fácil reconocer temas y preocupaciones comunes como la violencia, conflictos sociales y políticos, las cuestiones en torno al género y otras preocupaciones asociadas al mundo contemporáneo tan sacudido en este momento.

nodo-2017-ezvisual-23
III Festival Internacional de Video Arte nodoCCS Foto: Ezequiel Carías / EZVisual

Para complementar la variada e interesante muestra, se proyectaron una serie de obras curadas por Wilfried Agrícola, director de The New Museum of Networked Art y Gioula Papadopoulou, director de Video Art Miden. Esto fue posible gracias a un intercambio a través de una asociación con The W:OW Project (We are One World), una plataforma de intercambio global y local para artistas digitales alrededor del mundo que el año que viene exhibirá una selección de videos de artistas venezolanos elegidos por el equipo de NodoCCS.

–Aquí en nuestro país–asevera Bilbao– hay mucha gente trabajando en este formato, a pesar de ser un medio tan contemporáneo. Sin embargo, posiblemente por las complicaciones para conseguir los recursos técnicos, no hay tantas iniciativas para exponerlos. La noche cerró exitosa con un Live Set de Federico Blank y Bernardo Risquez.

Todos los años, el artista ganador es premiado con una muestra individual. En la segunda edición, fue presentado en la galería Espacio MAD Nosotros y el Olvido de la artista Karina Rojas. La propuesta consistió en una exploración a los recuerdos más profundos y a los afectos de la autora. En el año 2018, tendrá lugar la muestra de Marcantonio Lunardi.