Inicio»Teatro»Inmoralidades inmorales

Inmoralidades inmorales

Una nota sobre: La marijuana della mamma è la più bella. (Dario Fo, 1975.)

2
Compartido
Pinterest URL Google+

Dario Fo es uno de los grandes dramaturgos Italianos contemporáneos, suyas son piezas fundamentales de la escena mundial: “Muerte accidental de un anarquista”, “La mujer sola”, “El despertar” y, “Aquí no hay quien pague”. Ésta última, montada  bajo la dirección de Armando Álvarez, protagonizada por Tania Sarabia y la producción de Merengada producciones, en el año 2014.

 

En este marco, llegan a Caracas dos de sus obras, a través de la alianza del Centro de Directores Para el Nuevo Teatro (CDNT), con la coordinación de cultura de la embajada de Italia. La primera en estrenarse, “Dos en Fo”, tres monólogos extraídos de testimonios reales de víctimas de violación o de violencia de género y “La Marihuana de Mamá es la más rica.” De la que estaremos hablando.

 

“Encuentro con Dario Fo”, lleva por título esta propuesta del grupo liderado por Marcos Purroy (productor) y Daniel Uribe (director). Una iniciativa, como concepto, que comienza a cobrar nuevas dimensiones en los patrocinios culturales para la escaza oferta de esparcimiento del caraqueño.

dsc03892-1
En La puesta en escena destaca la actuación de Valentina Garrido en la foto de Daniel Dannery

En el sector teatral este tipo de alianzas ha logrado resultados asombrosos, de no ser por ello, festivales organizados por La Caja de Fósforos, como el de Dramaturgia Contemporánea Norteamericana no se habrían llevado a cabo durante dos años consecutivos, o el nuevo Estación Europa: Primer Festival de Dramaturgia Europea, pronto a estrenarse.

 

De tal manera, la embajada Italiana se une a esta nueva forma de creación en tiempos de crisis, en el sector teatral.

 

Desde el título, Fo, construye una parábola a través de una afirmación. Pues de entrada afecta de una manera (caprichosa) a la moral. La enseñanza viene dada a través de la negación de una realidad. ¿Es moral, legal, socialmente aceptable hablar de marihuana?, con el cambio de título en Caracas podemos plantear una acepción: En el resto del mundo, sí.

 

La obra escrita en el año 1975 crítica la ley 685, que fue aprobada ese año en materia legislativa en el país europeo. Ésta ley prohibía el consumo de todo estupefaciente.

 

Se presenta además en el título, el tono jocoso de la sátira sobre la miseria y la política. Hay en la obra de Fo, cierto paralelismo al acercamiento estético de la miseria generada a través de una profunda crisis económica y política, como la retratada en “Feos, sucios y malos”; (1976) de Ettore Scola, o la “Gran Comilona”; (1973) de Marco Ferreri, donde la crisis es representada a través del “spleen” de la burguesía, por si le queremos poner un término marxista.

 

La corrupción en todo su espectro desde el ejemplo más básico: la familia. En clave de comedia.

dsc03682
La miseria y la inmoralidad llevadas a extremos por la pluma de Dario Fo y con la dirección de Daniel Uribe en la obra que se presenta en el Trasnocho Cultural : Foto: Daniel Dannery

Es así como la distorsión de la realidad se presenta desde la vulgaridad de una familia disfuncional: los padres distribuidores de drogas (que finalmente son el detonante para todo el arco argumental, y le dan el título a la pieza), los hijos pequeños rateros, la hija menor golfa e incestuosa, y una serie de personajes que van retratando la conexión de este imaginario con un intento de institucionalización entre tanto libertinaje, en la piel de: un policía gafo y un cura “maricon” -dice la RAE de esta palabra: Hombre que tiene gestos, ademanes y actitudes que se consideran propios de las mujeres.- etimológicamente hablando.

 

Daniel Uribe, su director, nos contó que “la propuesta inicial era la de hacer un festival, pero la situación del país lo impidió, así que fue finalmente aprobada la idea de invitar a un director joven (Carlos Díaz, director de “2 en Fo”) a trabajar con uno con más trayectoria.” Y de esta manera poner esas visiones de sociedad desquebrajada, en contraste, a través del humor y el drama.

 

La pieza la protagonizan Patty Oliveros, Armando Cabrera, Valentina Garrido, José Luís Dávila, Samuel Medina, Eduardo Pinto y Carlos Clemares. Entre ellos dan vida al imaginario de Fo, a través del esperpento. Cada uno de ellos funciona como un grupo para el retrato de la miseria y la condena de los valores primarios de una sociedad. Destacan las actuaciones de Patty Oliveros y Armando Cabrera, la primera que con desparpajo asume el rol de una madre libertaria, entregándose al juego picaresco que no funcionaría sin la química del otro. Así mismo Valentina Garrido, que con ligereza asume a la joven cagna sin distinciones morales en pro de su sexualidad, y aparente estúpidez.

 

Se puede criticar que no haya una unificación actoral en todo el grupo que permita el ensamble completo para la comprensión de la propuesta temática. Más que rostros de la miseria, la miseria como tal en un ambiente corrupto por sus habitantes igual de corruptos.

daniel-uribe-1
El director Daniel Uribe Foto: Daniel Dannery

Desde la dirección la propuesta se anida en un sepia semi saturado, remarcando un ambiente caluroso por el que se pasean constantemente –sin detenerse- los personajes, una clara intención de puesta en escena, que nos muestra a estos personajes yendo y viniendo como en la antigua comedia argentina “Esperando la Carroza”, de Jacobo Langsner.

 

La recuerda, pero aún así, le falta ese calor que es más abrasador cuando se habla de pobreza, o de inmoralidades inmorales. Lo que sobre pasa la imitación en muchos casos, y lleva a la verdad escénica, al reconocimiento absoluto del espectador con la propuesta.

 

La “Yerba de mi mamá es la más rica” está siendo presentada Viernes, Sábados y Domingos, a las 7:30pm, en el Espacio Plural del centro cultural, Trasnocho (C.C. Paseo Las Mercedes). Hasta el 27 de Agosto.

Comentarios