Inicio»Columna»La decisión de Iommi

La decisión de Iommi

La decisión final de Tony Iommi sobre permanecer en Black Sabbath en lugar de integrar a Jethro Tull fue determinante en la historia del rock . Lector Metálico reseña la anécdota desde el libro " I am Ozzy" de Osbourne.

4
Compartido
Pinterest URL Google+

La vida es un amasijo de escogencias, es el resultado de variadas decisiones que trazan la ruta. Algunas de ellas se pierden con el paso del tiempo, otras cambian el curso de la historia: a esta última corresponde la decisión de Tony Iommi.

En sus memorias publicadas en el año 2009, Ozzy Osbourne relata su disparatada y excesiva vida dentro y fuera del mundo de la música, el libro se titula I am Ozzy (con una traducción al español de Pablo Álvarez, bajo el sello Global Rhythm Press). Aquí habla de su exitosa carrera como miembro fundador de la emblemática banda de rock Black Sabbath, agrupación conformada junto a Tony Iommi, Geezer Butler y Bill Ward. Entre las muchas anécdotas (que bien podrían servir de guión para una nueva película de los hermanos Coen), narra el acontecimiento que cambió para siempre la historia de la música.

Portada del libro I am Ozzy ( confieso que he bebido) Memorias de Ozzy Osbourne. Imagen tomada del portal libroteca.el país.com,jpg

Antes de lograr el gran salto a la fama, Black Sabbath se hacía llamar Earth (nombre que les dio agudos dolores de cabeza debido a que su articulación se confundía con un eructo o gruñido. Nadie era capaz de entender enseguida el apelativo que distinguía al grupo, a consecuencia del fuerte acento inglés de Birmingham que lo escoltaba). Tocaban en pequeños locales, mostrando un repertorio de versiones de blues y un par de canciones propias. Su proyecto se mantenía gracias a las bondades de los padres de Iommi, que los proveían de alimentos y ayudaban con el pago de la gasolina de la destartalada Van propiedad de Tony. Idearon una estrategia para cambiar su suerte: se dedicaban a ir con sus instrumentos a las locaciones donde se presentaría el recital de alguna banda importante, esperando que la misma no apareciera para así reemplazarlos. Una idea poco probable que asombrosamente dio resultado. Ozzy no recuerda con exactitud la ubicación del local, pudo ser en Stafford o Birmingham, pero lo cierto es que el grupo de renombre que no se presentó fue nada menos que Jethro Tull. Luego de que Iommi entrara al local y hablará con el gerente, logró que los futuros padres del metal, subieran a un escenario de cierta relevancia. Ozzy, mientras realizaba su performance pudo ver junto al encargado, a un individuo que no paraba de mover su cabeza al ritmo de la música: se trataba de Ian Anderson, líder y vocalista de los ausentes Jethro Tull. El flautista y mítico frontman  llegó para ofrecer sus disculpas, explicando que el vehículo con el que se trasladaba había tenido un desperfecto. La actuación de los Earth fue un éxito. A partir de esa noche se hicieron conocidos en el circuito local, llegando a despertar el interés de Jim Simpson, un músico retirado y dueño del local Herny’s Blues House, que se dedicaba a representar artistas a través de su compañía Big Bear. Con el trato con Jim llegaron las ofertas que tanto ansiaban: giras, grabaciones y dinero.

Al otro extremo de la historia, Ian Anderson requería de un guitarrista para cubrir la reciente e inesperada vacante en Jethro Tull. Deslumbrado por la destreza de Iommi en la interpretación de las seis cuerdas, le ofreció el puesto.

Ian Anderson, líder y vocalista de los Jethro Tull en la imagen tomada del portal musictory,jpg

Ozzy, junto al resto de los muchachos, esperaban en la sala de ensayo a Tony para contarle acerca del asunto con Simpson: de ahora en adelante serían representados por un manager, tendrían un local fijo donde tocar, y no dependerían más de la buena voluntad de los progenitores del guitarrista del conjunto (la reunión la sostuvo Jim con Ozzy y Bill.Geezer lo supo en el estudio antes de que se lo dijeran a Iommi). Por su parte y luego de recibir la noticia, con algo de pena, Iommi les comentó que formaría parte de los Tull, esperaba que entendieran que no podía rechazar la oportunidad de su vida. Aunque afligidos, entendieron la situación deseándole lo mejor.

El debut de Iommi con los Tull sería en el escenario del concierto “The Rolling Stones’ Rock ‘n’ Roll Circus”: evento musical en los estudios Intertel de Wembley, liderado por los Rolling Stones, que contaría con las presentaciones de John Lennon, los Who y por supuesto de Jethro Tull. El evento nunca se transmitió. Se conoció que Jagger no estuvo contento con el sonido de los Stones (se realizó en el año 1968 y tuvieron que pasar 25 años antes de la proyección del cortometraje, en un festival de cine en New York). Lo cierto es, que a los 4 días del mencionado show, Iommi reapareció en la sala de ensayo de los futuros Black Sabbath, diciendo que había renunciado a los Tull y estaba dispuesto a seguir con el proyecto que impactaría al escenario musical internacional.Se especula sobre los motivos que impulsaron a Tony a abandonar Jethro Tull, pero en muchas entrevistas aclaró que fue una cuestión de feeling.(Dicen que aprovechó la breve experiencia, aprendiendo del disciplinado trabajo de Anderson y seguir ese ejemplo le permitió producir mejor música para los Sabbath).

Tony Iommi, Geezer Butler, Bill Ward y Ozzy Osbourne, integrantes de Black Sabbath en la foto del portal Spin

Las nuevas generaciones lo reconocen por el tema “Iron Man” (utilizado en la banda sonora que acompaña los films del icónico personaje de Marvel). La guitarra de Iommi y su decisión forjaron el rock.