Inicio»Cine»“La planta insolente”, desde el humor se honra a Cipriano Castro

“La planta insolente”, desde el humor se honra a Cipriano Castro

Esta película es la vigésimo tercera obra de Román Chalbaud. Incorpora técnicas de CGI y secuencias en pantalla verde

2
Compartido
Pinterest URL Google+

Por las calles de la Caracas colonial de 1900 transitaron personajes como Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez. En 2016 se vuelven a encontrar bajo la mirada del realizador Roman Chalbaud en La planta insolente, su nueva película con guión de Luis Britto García.

El film retrata los acontecimientos a los que se tuvo que enfrentar el mandatario durante su periodo presidencial, en especial el bloqueo de Venezuela por parte de potencias europeas, la tentativa de invasión y la traición de su compadre Gómez. La Villa del Cine se encargó de la producción de esta obra que se suma al grupo de películas históricas que han sido financiadas por esta fundación.

Fue el difunto presidente Hugo Chávez, fiel admirador de Cipriano Castro, quien encargó a Britto García escribir la historia que luego sería llevada a la pantalla por Chalbaud. Esta dupla ya había trabajado junta en Zamora (2009), sin embargo coinciden en que hacer esta película significó un reto para ambos en cuanto al tratamiento y los efectos requeridos.

Avances técnicos y humor

Roman Chalbaud y el actor Roberto Moll

Aunque el guión estuvo listo hace 6 o 7 años y la Villa del Cine estuvo anunciando el estreno desde 2016, no fue hasta este 12 de mayo que la película se estrenó en los cines comerciales. Semanas después la crítica ha sido mayoritariamente positiva, sin embargo condenan el mensaje panfletario que sale a relucir durante la obra.

Pablo Gamba, crítico de cine, en su artículo sobre el film publicado en Ideas de Babel, explica que la La planta insolente es quizá “una de las pocas películas que se han hecho desde 2005 sobre el pasado de Venezuela que la historia del cine venezolano podrá un día rescatar”. Considera que el humor es el elemento clave que hilvana la obra y la despoja de la solemnidad que acompaña los relatos históricos. Además, celebra la utilización de tecnologías actuales para la manipulación del color y las imágenes generadas en computadora (CGI) que impregnan de surrealismo a la obra.

Sobre esto Chalbaud destaca, en entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias, que, a pesar de ser una película histórica, “tiene mucha imaginación, poesía y humor”. Los navíos de guerra se recrearon con dibujos hechos por Luis Britto y luego fueron trabajados por La Sociedad Post en Argentina para que barcos de la Armada venezolana parecieran de la época. También hubo un trabajo importante con las secuencias hechas en pantalla verde.

La importancia de la historia

El interés por estudiar y conocer la historia de Venezuela es uno de los puntos en común que tienen estos dos creadores. Para ambos es de suma importancia llevar al cine este tipo de películas porque hay mucho desconocimiento sobre los hechos del pasado. Además, Britto García puntualiza que en la actualidad vivimos en un país “amenazado por potencias imperiales, con una invasión de países limítrofes” donde la “unidad nacional” reviste gran importancia para vencer.

Por su parte, Juan Antonio González, en crítica publicada en la columna “El ojo mecánico” de Contrapunto, califica de tendenciosa la aproximación que se hace en la película sobre Cipriano Castro. Para él La planta insolente “machaca hasta el aburrimiento una simple idea: la del supuesto nacionalismo antiimperialista del caudillo” y subraya que no fue concebida para enseñar la historia sino para apoyar el discurso en medios oficiales.

Sobre esto, Gamba añade que, a pesar de la “comicidad fina y aguda”, la obra no plantea interrogantes sino respuestas, por lo tanto no deja margen para pensar y hacerse preguntas. Se mantiene siempre una “cómoda versión oficialista del pasado”.

Roberto Moll fue el actor encargado de interpretar a Cipriano Castro, Pedro Pineda le dio vida a Juan Vicente Gómez y Juliana Cuervos a Zoila Martínez de Castro. La planta insolente es uno de los tres estrenos que la Villa del Cine anunció para este año, entre los que están Pequeños héroes y El DiCaprio de Corozopando.