Inicio»Cine»Lo mejor del cine neerlandés de regreso a Caracas

Lo mejor del cine neerlandés de regreso a Caracas

En la sala Euro Cultural, espacio convertido en centro de difusión cinemtográfica, se realizó la rueda de prensa del 3er Festival de Cine del Reino de los Países Bajos, organizado por la Embajada de ese país europeo y Gran Cine, el 24 de este mes.

3
Compartido
Pinterest URL Google+

Con una cartelera cinematográfica cada vez más árida en opciones que no sean el cine de Hollywood, debido en parte a la crisis que padecemos, una circunstancia que limita la llegada del mejor cine de otras latitudes, cualquier muestra de otro tipo de historias, por muy pequeña que sea, es uno de los mayores alicientes a agradecer. Por eso es de celebrar la llegada de la 3era edición del Festival de Cine del Reino de los Países Bajos, organizado por la Embajada neerlandesa en Venezuela y Gran Cine, y compuesto por seis títulos de reciente factura, más un clásico contemporáneo ganador de un Óscar, proyecciones en varias salas, espacios abiertos, cine foros, todos en Caracas, y una programación especial en diversas salas en cinco ciudades del interior del país.

Explorar el dolor

La cinta exhibida en la rueda de prensa, Tonio, dirigida por una de las cineasta neerlandesa más conocidas internacionalmente, Paula van der Oest, fue la selección de los Países Bajos como candidata al Óscar a la Mejor película extranjera, y suponemos, en vista de las elogiables condiciones de la película, que fue la mejor elección, pues su argumento es una exploración sensible y  conmovedora sobre los temas de la pérdida, del dolor y de la culpa, ante la trágica desaparición de un ser querido. Es lo que experimenta una familia de clase media neerlandesa en la cual uno de sus integrantes, el joven del título de la película, de 20 años de edad, muere en un accidente de tránsito. El film se acerca, o mejor dicho es la versión neerlandesa de cintas tan celebradas como La habitación del hijo (La stanza del figlio) de 2001, desgarrador drama del italiano Nanni Moretti, ganadora de la Palma de Oro en Cannes o Crimen imperdonable (In the Bedroom) también de ese mismo año, ópera prima del estadounidense Todd Field, con 5 nominaciones al Óscar, incluyendo Mejor película. Más recientemente, el argentino Miguel Ángel Rocca  exploró los mismos temas en Maracaibo (2017), coproducción argentino-venezolana, estrenada en 2018.

La película de Van der Oest se basa en hechos reales vertidos en la novela del autor neerlandés A.F.Th. van der Heijden, quien realmente perdió a su joven hijo trágicamente.

 

 

BerrnardoRotundo,Presidente de Gran Cine, Norbert Braakhuis Embajador del Reino de los Países Bajos y María Helena Freitas, Directora General de Gran Cine en la Rueda de Prensa en el Eurobuilding Foto: Edgar Martínez

Pero la cinta es solo una pequeña muestra de un cine que apenas comenzamos a conocer y que esta tercera edición contribuirá un poco más con este descubrimiento, pues como lo dijo el embajador Norbert Braakhuis se trata de “darnos a conocer en Venezuela y así mostrar lo diferente y lo cercanos que somos”. Pero más allá de comparaciones, se intenta más bien buscar una forma de “interacción entre los dos países” a través del cine.

La película vista, Tonio,  es una muestra palpable de que proviene de una cinematografía a seguir, que ha sido premiada en tres ocasiones con el Oscar de la academia estadounidense a la Mejor película en idioma extranjero, un cine que gracias a estos encuentros se sitúa menos alejado de nuestro entendimiento, ya que posibilitan la observación de una nación desde diversas perspectivas: su lado histórico, pero además el romance, la comedia, la aventura…

Tres títulos de Mike van Diem

De Mike van Diem se presentan tres títulos. No podía faltar por supuesto Carácter (Karakter), su ópera prima de 1997, la tercera cinta neerlandesa en ganar un Oscar, un duro relato de la difícil relación entre un padre y un hijo en la Holanda de los años 20. Pero desde entonces, Van Diem ha explorado un lado menos oscuro en sus dos posteriores largometrajes: Amor por sorpresa (De surprise) y Tulipani (Tulipani: Liefde, Eer en een Fiets). La primera se presenta como una elegante comedia romántica sobre dos personas que se conocen cuando ambas contratan una empresa especializada en suicidios asistidos y aparentemente accidentales; la segunda es una historia de amor que ocurre en Italia sobre un granjero holandés que emigra a ese país a cultivar tulipanes.

En su intervención en la rueda de prensa de presentación del 3er. Festival de Cine de los Países Bajos el embajador  subrayó que las películas del programa,  al lado de los temas universales,  ofrecen una muestra de la idiosincrasia neerlandesa, sus costumbres, su historia — incluyendo sus horas más oscuras, su geografía y su literatura.

-La selección incluye –  enfatizó el diplomático-  tres películas de Mike Van Diem( 1959)  considerado, junto con Paul Verhoeven, el cineasta neerlandés más prominente. Antiguo estudiante de literatura y lengua holandesa, Van Diem se inició como director teatral y se hizo conocer por su cortometraje Alaska en 1989, con el cual ganó el premio de la Academia Cinematográfica de los Países Bajos y prosiguió  su exitosa carrera como cineasta.

El lado oscuro

Lo histórico también se presentará en la muestra con el relato basado en un personaje

real en la película Riphagen, de Pieter Kuijpers, que narra la historia de Dries Riphagen, a través de la cual se explora un tema muy controvertido para la sociedad holandesa y para cualquier país europeo, como lo es el del colaboracionismo con las fuerzas nazis durante la II Guerra Mundial. Riphagen fue un criminal que chantajeó a miles de judíos que intentaban ocultarse de los nazis causando muchas muertes por esto; es en definitiva la antítesis del personaje recreado por Steven Spielberg  en su laureada La lista de Schindler (1993), salvador por el contrario de miles de judíos.

Sin prurito alguno, se trata también de “mostrar el lado oscuro del país”, como dijo el Embajador, esa cara terrible cuando alguien obtiene mucho poder, y aprovechar este aspecto como “una forma de reflexionar y luchar para que estas cosas no vuelvan a repetirse”.

Y también cine para toda la familia

Esta tercera edición del Festival de Cine del Reino de los Países Bajos trae dos películas dirigidas para toda la familia: Campamento de madera (Bouwdorp) de Margien Rogaar, que según información es una nueva incursión de la directora en el mundo juvenil, en esta ocasión es un argumento que sucede en un campamento de niños protagonizada por dos chicos cuya amistad se ve puesta a prueba debido a una competencia. Mientras que Ámsterdam salvaje (De Wilde Stad), de Mark Verkerk, es un documental en el cual la capital neeralandesa es vista a través de los ojos de un gato, permitiéndonos descubrir toda esa vida salvaje oculta de la ciudad.

Como dijimos al principio, es una muestra pequeña de un país que produce unos 20 títulos aproximadamente al año, pero es una oportunidad única y con entrada libre, presentándose una semana completa en las salas Paseo del Trasnocho Cultural (27-sep. Al 03-oct) y en espacios públicos tres fines de semana de octubre, mientras que en la sala Eurocultural estará todos los martes de octubre.

En el interior del país se presentará una programación compuesta por una selección de títulos de las anteriores muestras, en ciudades como La Victoria (Cine City), Maracaibo (Cinex Galerias Mall), Lechería (Cinex Plaza Mayor), Mérida (Cinex Alto Prado) y San Cristóbal (Cinex Pirineos).

 

En la foto de Edgar Martínez una panorámica del evento de presentación a la prensa del 3er. Festival de Cine de los Países Bajos en Caracas y otras ciudades del país.