Inicio»Música»“Los Martirios de Colón”, una ópera venezolana con historia

“Los Martirios de Colón”, una ópera venezolana con historia

La ópera buffa compuesta por Federico Ruíz y basada en textos de Aquiles Nazoa se presenta hasta este 22 de octubre en el Teresa Carreño

7
Compartido
Pinterest URL Google+

Sobre el escenario de la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño, privilegiadas voces recrean una vez más Los Martirios de Colón, ópera venezolana que desde hace 24 años hace reír y disfrutar al público de todas las edades.

La ópera relata en dos actos las travesías por las que tuvo que pasar el genovés Cristóbal Colón para ganar el financiamiento de la corte española y llegar en 1942 a tierras americanas. Con elementos propios de la idiosincrasia venezolana, “Los Martirios de Colón es una mixtura de 500 años de mestizaje comprimidos en una hora y media de espectáculo”, según comparte su compositor, Federico Ruíz.

Aquiles Nazoa
Aquiles Nazoa

Ruiz, visualizando un gran espectáculo, creó la obra que se basa en los textos satíricos Los martirios de Colón, fragmento de un diario escrito por el famoso erudito Mamerto Ñáñez Pinzón e Importancia y Protección de la Ñema de Colón, del libro Humor y Amor del periodista y humorista venezolano Aquiles Nazoa (1920-1976), con quien el músico compartía una cercana amistad.

“La estructura de los versos es a la manera antigua y requiere una música medieval. Hay elementos que permiten y a la vez exigen que la música incorpore recursos de muy distinta procedencia en tiempo y espacio, por eso podemos ver a Colón bailando chachachá… Hay todo un homenaje a la escuela tradicional de música popular venezolana del maestro Vicente Emilio Sojo, hay elementos de la zarzuela, de la música folklórica de las Islas Canarias”, comparte Ruíz.

Nazoa nunca supo que sus palabras se transformarían en un espectáculo tan querido por el público venezolano. Años después del accidente de tránsito que cobró la vida física del escritor, Ruíz escribió la primera parte de la ópera y comenzó a buscar, sin éxito, alguna institución interesada en su propuesta.

“Manejé la pieza con criterio de obra de arte, que la belleza de la obra estuviese por encima de lo humorístico”

En 1991, el Ateneo de Caracas y la Enciclopedia Británica le otorgaron a Ruíz el Premio María Teresa Castillo por su trabajo musical en el teatro y el cine, financiando un espectáculo del artista como parte del galardón. “Luego de diez larguísimos años de haber escrito la obra, recibí la fecha del estreno y escribí la segunda parte”, rememora.

Los Martirios de Colón se estrenó el 11 de noviembre de 1993 con un éxito rotundo. El montaje original fue una puesta en escena de Orlando Arocha con escenografía de Asdrubal Melendez. “La primera puesta en escena era en una escuela, todos éramos unos estudiantes con su uniformito y sus moñitos. La gente disfrutaba de los viejitos -porque hay puro viejo en este coro- con su cachuchita, lanzándose los borradores”, recuerda Yolanda Paredes, miembro del Coro de Ópera del Teatro Teresa Carreño.

Los Martirios de Colón. Foto: Milangela Galea para Alba Ciudad
Yolanda Paredes. Foto: Milangela Galea para Alba Ciudad

Años más tarde, el espectáculo se renovaría con la puesta en escena de Franklin Tovar y la escenografía del arquitecto Francisco Caraballo, la cual se mantiene hoy en día, con un vistoso juego cromático y un deslumbrante barco que entra navegando al inmenso escenario durante el segundo acto.

“Vamos por la décima temporada. Durante estos años he tenido que ver con una mezcla de dolor y satisfacción como hay gente que se queda afuera porque se llenó el teatro. Nos hemos convertido en la ópera más representada en el Teresa Carreño, es la ópera venezolana más exitosa de todos los tiempos”, comparte Ruíz a Esfera Cultural.

Los Martirios de Colón. Foto: Milangela Galea para Alba Ciudad
Los Martirios de Colón. Foto: Milangela Galea para Alba Ciudad

“La obra tiene continuidad en el tiempo, llegó para quedarse. Su espíritu es un canto a lo que nosotros somos” Federico Ruíz

Espacio de encuentro

El Coro de Ópera Teresa Carreño tiene 38 años cantándole al público. “Trabajamos con las uñas y lo importante es que el trabajo sale, con lo que nos dan, así sea de un día para otro. Son profesionales y tienen disposición para el trabajo, sin importar las condiciones. Hay muchas ganas de hacer”, refiere su coordinador William Del Río Riera, quien también actúo en la primera temporada de Los Martirios de Colón.

“La experiencia ha sido bastante buena, habíamos compartido con el Coro de Ópera en el montaje Queen Sinfónico. Es una forma muy divertida de atraer a los niños a la cultura y a la historia. A pesar de que es una historia que todos conocemos, es divertida y diferente” declara Francis Montes (20) del Coro Juvenil Simón Bolívar.

“Las personas a las que he invitado vienen con otras expectativas. Cuando les dices ‘ópera’ no se imaginan nada de esto. Se van con una sonrisa en la cara, es un montaje bonito y atractivo” comparte por su parte Dariana Noguera (20), también del Coro Juvenil.

La función de este sábado 14 de octubre estuvo llena. Para Darvin Boadas fue la primera vez que asistía a una ópera, “vine porque quería compartir más con mi hermano y pensé que este sería un espacio adecuado para eso. Me parece genial, la he disfrutado mucho”, refiere. Andrés (10), por su parte, considera al teatro como un espacio bonito.

“Cuando estrenamos me aplaudieron tanto que de ahí en adelante los aplausos que he recibido son lo que llamamos coloquialmente ñapa, cosa que no me disgusta, porque como sabemos, ‘el aplauso es el alimento del artista’. He tenido éxito y no es extraño para mi recibir una felicitación, pero a partir de Los Martirios de Colon empecé a recibir bendiciones. Esas son las que cosas que me hacen saber que no he vivido en vano. Mi satisfacción es muy grande, es una forma de compensar algunos aspectos de la vida por los que todos pasamos y que no son tan satisfactorios”, concluye Federico Ruíz.

Federico Ruiz. Foto Cortesía Correo del Orinoco - Jonathan Manzano, Fundamusical
Federico Ruiz. Foto Cortesía Correo del Orinoco – Jonathan Manzano, Fundamusical

Pasado, presente y futuro en un mismo escenario

Algunos artistas han participado en Los Martirios de Colón desde su estreno, otros debutan con la pieza y otros heredan papeles de sus maestros. Este es el caso de la soprano Ambar Arias, quien interpreta el rol de la Reina Isabel, inspirada por la interpretación del personaje que tuvo su maestra, la soprano Margot Parés-Reyna.

El elenco está conformado por miembros de la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, el Coro de Ópera Teresa Carreño, el Coro Nacional Juvenil Simón Bolívar de Venezuela y miembros de la Compañía Nacional de Teatro, Compañía Nacional de Circo, Ballet Teresa Carreño y del Grupo Lírico Juglares.

Colón es representado por los barítonos Álvaro Carrillo y Luis Sarmiento, la Reina Isabel por las sopranos Dorian Lefebre y Ámbar Arias y el Narrador por las mezzosopranos Amelia Salazar y Marilyn Viloria.

El Marinero Esbirro y el Marinero Criado por el barítono Gustavo Daniele y el tenor Juan Luis Domínguez; los Sabios por el tenor José Dario Cano, el barítono Adolfo Sapene, el bajo Camilo Serrano y el tenor Jesús Herrera; las reales Gallina y Gallo por los bailarines Roberth Aramburo y Andrés Villaroel. Como Rey Fernando participa el actor David Abad y en el papel de Rodrigo de Triana el tenor Rimer Soto.

La dirección musical está a cargo del maestro Rodolfo Saglimbeni.

Los Martirios de Colón. Foto: Milangela Galea para Alba Ciudad
Los Martirios de Colón. Foto: Milangela Galea para Alba Ciudad

Este domingo 22 de octubre será la última función de este espectáculo.

Foto principal: Milangela Galea para Alba Ciudad