Inicio»Artes Plásticas»Manuel Finol : Confrontar al espectador es parte de la obra de arte

Manuel Finol : Confrontar al espectador es parte de la obra de arte

 121 obras presenta la exposición del maestro Manuel Finol y las exhibe en la Galería de Arte Nacional  hasta el próximo 8 de abril.

23
Compartido
Pinterest URL Google+

Esta importante muestra abarca su trabajo desde 1954 hasta 2017  e inicia con su incursión por el paisaje, la abstracción geométrica e informalista. Continúa con un periodo de creación de obras que metaforizan el cuestionamiento a la sociedad y posteriormente el público podrá apreciar una obra pictórica orientada a la creación de iconografías íntimas: lo femenino, la familia, los recuerdos y otros retratos dentro del movimiento de la nueva figuración venezolana.

Maternidad del siglo XIX

Desde hace 50 tiene su residencia en San Antonio de Los Altos lugar donde vive en su casa taller. El maestro Finol a sus 84 años es una persona con espíritu joven. Su personalidad reflexiva ante lo que pasa en el mundo lo distingue.Su familia se ha ocupado de la producción de la exposición y su hijo Manuel habló de su padre en la Galería de Arte Nacional.

–¿Quién es el maestro Manuel Finol y cómo su talento resalta en cada una de las etapas de su vida ?

— Desde muy joven fue un gran luchador- dice Manuel Finol Cavalieri, gerente de arte de Amnistía Internacional – creyendo en sus ideas y poniéndolas en práctica. A los 17 años de edad ingresa en la Escuela de Artes Plásticas Julio Árraga de Maracaibo en 1950. Poco tiempo después  funda el Taller Libre de Arte del Zulia. Se muda a Caracas y se inscribe en Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas en 1954; tuvo como maestros a Francisco Narváez, Ernesto Maragall y Pedro Ángel González, entre otros. Se dedica al paisaje como modo de aprendizaje. ” En esa época mi padre y sus compañeros salían a hacer dibujos y pinturas al aire libre, no tanto en el taller. Esto le brindaba la capacidad de producir pinturas con mucha destreza”, subraya Finol hijo.

La Calle Vega 1955

–Al tener contacto con los artistas llamados “Disidentes”- continúa– generó un gran impacto en su trabajo y se dedicó por un tiempo a desarrollar pinturas bajo los lineamientos de la abstracción geométrica rompiendo con lo que venía haciendo anteriormente. La influencia de Alejandro Otero, Mateo Manaure, Omar Carreño y otros artistas ligados a este grupo, encamina una personalidad con estilo propio que  impulsaría a Finol a las siguientes etapas.

-¿Cómo es el comienzo del informalismo en sus obras y cómo integra los nuevos elementos?

–En los años 60 surgió en la plástica venezolana un espíritu contestatario y de confrontación política   por parte de muchos artistas. Mi papá Manuel Finol, realizó numerosos envíos a diversos salones bajo el estilo informalista posicionándose como uno de los más destacados miembros del movimiento. Simultáneamente, en esta década ocurren sucesos importantes como la carrera espacial, el hombre en la luna, acontecimientos que detonan pretextos temáticos en sus obras. Con una paleta de colores reducida, mucha materia, chorreados y pigmentos, objetos pegados al soporte, genera una práctica informalista en sus pinturas con una fuerte carga emocional.

–Sigue explorando la gestualidad  —  explica – y la traslada a aspectos más íntimos y personales, pero el arte tiene esa magia, la subjetividad para recrear escenas de un universo imaginario conformado por; personajes sin rostros, seres de otro mundo, con colores entre rojos y azules y terrosos, transformando su arte en algo muy expresionista, con pinceladas fuertes y el uso de la pasta con espátula. Mi padre comparte esta forma de expresión en su pintura con un gran interés y preocupación por lo que estaba ocurriendo en el mundo por eso llama a esta etapa De lo cósmico a lo humano.

Cosmos N 2 – 1963

.- Luego de las pinturas cósmicas, pasa a lo humano y se crea la etapa Nueva Figuración Cosas del tiempo nuestro. ¿Qué refleja en sus obras?

–Avanza en la pintura   entra en la década de los 70 y empieza a explorar en temas sociales como; la guerra, el militarismo, las dictaduras latinoaméricas, el hambre. Aparecen figuras un poco siniestras, los monstruos. Siendo un reflejo de una crítica social. Los cambios globales que se produjeron en el contexto en el cual nacieron estas obras, hoy en día siguen vigentes. Su pintura siempre busca la confrontación con el espectador-receptor, lo invita a observar mas allá del cuadro, creando una reflexión acerca de la sociedad.  Mi padre siempre ha estado muy atento a los acontecimientos del mundo y de Venezuela.

Mundo en Gestación 1969

.- Luego de esta masa de influencias y acontecimientos sociales. ¿Qué ocurre con Manuel Finol?

–Bueno, la pintura se depura y entra en su mundo interno. Se envuelve en los recuerdos de la familia, parientes, amigos. Usa lo sensible y lo delicado, crea otras atmósferas de tiempos remotos y se encamina hasta la actualidad, hace obras de grandes formatos. Como plantea Félix Hernández, curador e investigador de la GAN: “Manuel Finol da un nuevo giro a su trabajo que tiende a una expresión de lo íntimo, dentro de una iconografía de la figuración humana de corte sensual y existencial. Así como una visión estética y simbólica de la idea de grupo familiar, etapa última que alcanza el momento actual con ligeras variaciones”.

Manuel Finol, es un artista completo. Es un maestro que representa fielmente en su trayectoria y extensa obra las etapas del arte venezolano. Un hombre sensible,  que sólo responde al poder  creativo, ese que ocurre al margen de los museos y de los grandes salones.  Como individuo transformador se ha mantenido alerta y observador ante las tendencias y la moda para luego probar y experimentar con un lenguaje y sello propio, logrando así una obra de reconocido talento, robustecida por su constancia y empeño. Sus obras están en diversas colecciones de instituciones públicas y privadas, como también en innumerables colecciones particulares. Se ha dedicado por más de 30 años a la gestión cultural. Ha fundado ateneos, realizado festivales de música porque es una persona preocupada por la arte.

Retrato de Isabel Allende 2004

La invitación es a presenciar esta muestra que brindará a los espectadores una especial visión de qué sucede en la plástica venezolana.

Todas las fotos de este reportaje son de Manuel Finol Cavalieri