Inicio»Arquitectura»Manuel Lara: Recorrer e imprimir Caracas

Manuel Lara: Recorrer e imprimir Caracas

El artista gráfico realiza síntesis de la capital venezolana en flat art

11
Compartido
Pinterest URL Google+

Sus  ojos se detuvieron con inquietud ante el pasaje Zingg -un edificio, con más de seis décadas de historia, ubicado en el centro de Caracas-. Como quien mira por primera vez, descubrió las líneas en la fachada, deterioradas por el tiempo y el descuido, y también rememoró su infancia. Recorrió el pasaje y se sorprendió de lo bonita que puede ser la ciudad, pese la basura y la violencia que impera en sus calles. Sacó una pequeña libreta y comenzó a dibujar una síntesis vectorial del edificio.

Tres años después de aquel paseo revelador, el diseñador y artista gráfico venezolano, Manuel Lara, cuenta los detalles de su proyecto gráfico Greetings from Caracas/ Saludos desde Caracas, con el que le rindió homenaje a la ciudad en su 448 aniversario , a través de ilustraciones en flat art de las obras arquitectónicas más representativas de la urbe. “Una vez que hice esa síntesis, me pregunté cómo era el pasaje Zingg cuando lo reinauguraron y busqué esas fotos. Así empecé a descubrir lo rica que es la estampa caraqueña y cómo refleja nuestra identidad”, afirma Lara

Para el artista, dibujar la ciudad, ha sido su método de ejercer el derecho ciudadano de conocer y recuperar el espacio público que lo rodea. “Lo más significativo es que no hago la síntesis de cómo está la fachada del edificio actualmente: deteriorada y fea. Las torres del Centro Simón Bolívar, por ejemplo, dan lástima, da dolor ver que se están cayendo. Entonces, me remito al lugar de origen, una época que empezó a definirnos y en consecuencia, el concepto de las ilustraciones que realizo, es reinterpretar, redescubrir, y reimprimir las edificaciones emblemáticas de Caracas. La idea es que la gente  se anime a conocer  el diseño original del lugar”, dice Lara.

Los edificios emblemáticos de Caracas convertidos en postales para enmarcar, al estilo del diseñador y artista gráfico, Manuel Lara Foto: Edisson Urgiles

-¿Cuántas piezas arquitectónicas de Caracas tiene en su portafolio?

-Tengo un aproximado de 200 síntesis. Pero tengo muchas otras que están a medio hacer, que sólo están dibujadas y escaneadas.

La estética del trabajo de Lara está enmarcada en un estilo flat art –también conocido como arte con vectores, que se vale del uso de puntos, líneas y curvas, realizado con programas basados en vectores como flash, Ilustrator, Freehand, Corel Draw- que son tendencia en Caracas, España, Argentina y Brasil.  De hecho en Caracas hay un proyecto que se llama  iconos Venezuela  y que emplea el mismo estilo de Lara. “ La  idea es asumir la estructura de la edificación como un icono y como una ilustración. Por eso empleo el flat art, porque me permite sintetizar la pieza”, explica el diseñador gráfico egresado de la Universidad José María Vargas.

-¿Cómo es su metodología de trabajo?

-La  primera vez, dibujé el  edificio parado en la acera de enfrente. Y me atreví a hacer eso, en pleno centro de Caracas –Lara saca del bolsillo su teléfono inteligente , lo prepara para tomar una fotografía y de este modo ejemplifica la hazaña-. Actualmente he variado la dinámica de mi trabajo; visito el sitio, me quedo un rato allí, procuro conversar con los habitantes del sector. Lo más satisfactorio de conocer nuevos lugares de la ciudad, es que  la gente siempre se acerca y me cuenta las anécdotas históricas del sector. Es una  información valiosa que no consigo en los libros.

Ilustración del pasaje Zingg, la primera síntesis que realizó Lara

 

-¿Cómo ha sido la evolución de Greetings from Caracas?

-El primer año fue un hobby . El segundo fue de exploración y descubrimiento, y coincidió con el aniversario 449 de Caracas. Recuerdo que , varios grupos que hacen activismo cívico en la ciudad, me convocaron a participar en un proyecto que se llama Caracas Combo. Ese año celebramos el aniversario con actividades lúdicas que  vinculaban a los niños, y se desarrollaban al unísono en las zonas este y oeste de la ciudad. Un grupo estaba en la plaza del Millenium dibujando a gran escala las Torres del Centro Simón Bolívar, mientras mi grupo, desde la plaza Bolívar del centro, dibujaba la plaza de Los Dos Caminos. El tercer año ha sido de emprendimiento.

Síntesis de la Plaza del Rectorado de la Universidad Central de Venezuela, realizada por Lara

Su proyecto consiste en el decubrimiento y la impresión del pasado caraqueño, combinando la técnica tradicional de la serigrafía de los registros arquitectónicos con otras que le permiten desfasar  y reimprimir esa imagen en postales enmarcables. Su trabajo tiene como premisa una frase del maestro Simón Rodríguez: “Lo que no se hace sentir, no se entiende, y lo que no se entiende no interesa”. “Es decir, si  el ciudadano no siente arraigo por la ciudad, no le va a importar destruirla. Nuestra memoria cultural e histórica es más soluble que una acuarela, entonces yo trato de dar a conocer la arquitectura que acompaña nuestro entorno, junto a su reseña histórica, a fin de que las personas valoren a Caracas”, explica el artista.

-¿Qué dificultades supone emprender con proyecto artístico en la Venezuela actual?

-La inflación prácticamente no te deja; el costo de reposición de los materiales es exorbitante, los presupuestos vencen el mismo día. Así, no es nada fácil.

-¿Cuáles son sus proyectos para el 2018?

-Este año quiero lanzar mi página web. De hecho, diseñaré un plano de Caracas, donde voy a incluir el Guaire –resalta Lara- y la gente podrá apreciar en ese gran plano, que será una síntesis vectorial, cada uno de los edificios y las piezas arquitectónicas. También me trazo como meta del 2018 comenzar a incluir en mis diseños, monumentos y obras de arte de Caracas: como la Esfera de Soto, la escultura de María Lionza, la India del Paraíso; y realizar síntesis de La Guaira, y de la ciudad de Maracay.

Caracas es una de las ciudades hermosas que hay en Latinoamérica –concluye Lara- pero sus habitantes tenemos miedo de recorrerla porque vivimos con un miedo perenne. La calle es ruda, pero debemos reconquistar nuestros espacios y nuestra identidad y ¿cómo se vence el miedo?  conociendo y reconciliándonos con la urbe.

Síntesis del Edificio Humboldt, realizada por Lara