Inicio»Artes Plásticas»Multiplicador: acción colectiva, poética y política de Carolina Vollmer

Multiplicador: acción colectiva, poética y política de Carolina Vollmer

"Multiplicador", es una acción que cambia el uso (cotidiano/normado) de nuestro tricolor y lo transforma en una de " arte vivo” a fin de interpretar su sentido actual de la bandera nacional,

3
Compartido
Pinterest URL Google+

Mucho tiempo ha transcurrido desde aquel 6 de agosto de 1806, cuando Francisco de Miranda, con la bandera “culumbiana”, desembarco de la corbeta Leander y seguidamente ocupó la Vela de Coro, llevando consigo sueños emancipadores e independentistas. Hoy, la bandera nacional es uno de los principales iconos asociados a la noción de patria, en ella van implícitos contenidos y relaciones de identidad, pertenencia, respeto, idiosincrasia, cultura, territorio y gentilicio, entre otros aspectos.

En muchas ocasiones los artistas han utilizados sus iconos nacionales para la producción de sus obras. En Venezuela, creadores de distintas disciplinas como: Juan Loyola, Carlos Castillo, Esso Álvarez, Daniela Chappard, Ernesto León, Waleska Belisario, Jaime Castro, Margot Römer, Diego Rísquez, Rafael Salvatore, Jesús Hernández-Güero, Álvaro Sotillo, Claudio Perna, Gabriel Morera, Rolando Peña y Marcos Montiel-Soto, por nombrar algunos, han utilizado el tricolor nacional (o su referencia) como emblema al concepto de nación. Esto supone un proceso de reflexión, a partir de los múltiples lenguajes, medios y técnicas utilizados en las artes visuales para plasmar, distintas nociones de libertad, según sea la coyuntura del contexto cultural y social en que son creadas.

En este mismo ámbito, primero, a raíz de un encuentro con Divisor, acción de la brasileña Lygia Pape (Rio de Janeiro, 1927 – 2004) y en segundo lugar, el actual momento de desasosiego y desesperanza que se vive, impulsaron a Carolina Vollmer, a crear una bandera de 14 x 9 metros, con 80 perforaciones, para que fuera una especie de poncho comunitario […] grande y frágil para llevarla en hombros entre muchas personas… Cada quien pondría de lado, parte de su libertad individual para participar en un proyecto común que requeriría de la voluntad y acción del grupo, así como un ritmo y dirección para no rasgarla, durante una acción-experiencia colectiva, realizada en el Morro de Petare, como una alegoría de nuestro acontecer como país y sociedad […]  que pretende unir en la diversidad, integrar para avanzar y activar un sentimiento de inclusión y conexión…  explica la artista.

Carolina Vollmer decide esculpir la Bandera de Venezuela . Anteriormente otros artistas lo hicieron y encabeza la lista Juan Loyola.

Multiplicador, es una acción que cambia el uso (cotidiano/normado) de nuestro tricolor en una “escultura viva o arte vivo”, es una afirmación de este símbolo nacional como nuestro, en un distintivo propio que nos identifica y nos unifica como ciudadanos.

Tanto la acción realizada como el registro que se exhibe, son hondamente emotivos, repletos de la pasión y la sensibilidad de todos los que participaron en ella. Se suman a estos los que en la galería interactúan y se conectan con la acción. Las imágenes (representaciones en fotografías y video) y la bandera (su materialidad) intermedian con las personas e invita a la reflexión, ya que Multiplicador no termina en la acción, se nutre de lo que sucede después, al compartir la experiencia, sensaciones y anécdotas en Registro de una acción, con respecto a una re- significación de este poderoso símbolo hoy y por supuesto de la acción.

En la acción performática  destinada a la reflexión sobre el significado actual de la Bandera Nacional los participantes dieron rienda suelta a su emotividad.

Tanto la acción realizada como el registro que se exhibe, son hondamente emotivos, repletos de la pasión y la sensibilidad de quienes participaron en ella a la intemperie. Se suman a éstos los que en la galería interactúan y se conectan con la acción. Las imágenes (representaciones en fotografías y video) y la bandera (su materialidad) intermedian con las personas e invitan a la reflexión. En tal sentido, Multiplicador no termina en la acción, se nutre de lo que sucede después, al compartir la experiencia, sensaciones y anécdotas en Registro de una acción que conduce  a una re- significación de este poderoso símbolo.

Planificada, ejecutada y exhibida, la bandera y los participantes son un todo, que contiene en sí mismo tantas metáforas como participantes. Es una acción poética y política que abre un nuevo diálogo desde el arte. Es una experiencia, algo que queda en el ámbito de las emociones, que involucra a distintas personas en un espacio público. En Spazio Zero Galería, el registro de la acción y la presencia de una bandera en el lugar, cobran otra dimensión, ya que ambas se complementan con el público que asiste a la sala de exposición y siente como suyo este símbolo nacional.

Ya en la Galería Spazio Zero, el Registro de una acción y el correspondiente debate.

La política e la obra reside en su autonomía, en la reflexión que genera, en lo que pone en evidencia sobre el momento actual, por su propuesta, su manifiesto, la coexistencia de personas, sin tener una intención activista o proselitista. Más bien busca renovar contenidos y exaltar la diversidad de pensamiento. Y más allá, una transformación, en tanto aprender a ver, percibir, entender y pensar. ¿Cuál es el mensaje? ¿Qué expresa? No es su mensaje, sino una acción  que problematiza e interroga las formas en que concebimos y vemos nuestro símbolo nacional en el contexto actual.

Multiplicador. Registro de una acción, estará abierta al público, hasta el domingo 9 de febrero, en Spazio Zero Galería,  sala dedicada a la promoción, difusión y exhibición de propuestas plásticas contemporáneas.

 

 

Todas las fotos de este artículo de Yuri Liscano son cortesía de Carolina Vollmer y de Spazio Zero Galería.