Inicio»Artes Plásticas»Museo de Arte Contemporáneo posee una colección de lujo

Museo de Arte Contemporáneo posee una colección de lujo

Las obras de Picasso, Botero, Reverón o Soto pueden apreciarse en las distintas salas

1
Compartido
Pinterest URL Google+

Entre líneas rectas de concreto armado y hierro se erige la casa del arte contemporáneo en Caracas, enclavada en el corazón de Parque Central. Al entrar, lo primero que salta a la vista es una estructura móvil donde los tonos azules juegan con los negros y se entremezclan con el fondo. La ilusión óptica comienza, así como el recorrido por las obras de los artistas cinéticos Jesús Soto y Carlos Cruz-Diez.

Tras este recibimiento, la Sala 1 del Museo de Arte Contemporáneo (MAC) se muestra a medias para los visitantes. Un sector está iluminado y el otro permanece en penumbras. La recepcionista indica que el espacio se encuentra cerrado pero es posible ver algunas obras en las que predomina la abstracción geométrica, entre ellas: Cuadrados azules y negros de Soto e Yllana, Capella y Teyoute de Víctor Vasarely.

5709
Fabiola Gámez en su exposición Foto: MAC

Al subir unas pequeñas escaleras está la Sala Taller Educación, donde esculturas de diversos tamaños representan el mundo onírico de la Fauna Sagrada de Amüchi. La artista, Fabiola Gámez, incluye también figuras hechas por niños sobre los reinos de la luna, el desierto y los fetiches de la selva de concreto. El silencio y la soledad de la sala realzan las piezas, que se imponen como si vigilaran algún secreto antiguo.

En este piso solo un vigilante hace la ronda. Para el momento de la visita, el personal de seguridad que se podía observar lo conformaban cuatro personas, distribuidas entre las oficinas administrativas, la Sala 0 –que se encuentra fuera del museo-, el primer y el segundo nivel respectivamente.

Una colección invaluable

coleccion-mac-3579
Obras del Museo de Arte Contemporáneo Foto: MAC

Unas escaleras de caracol conducen a la planta inferior, en la que se exhibe La Colección del MAC. Esta es reconocida por albergar más de cinco mil obras que integran la Colección Fundación Museos Nacionales en su segmento de arte moderno y contemporáneo. Picasso, Botero, Matisse, Monet, Mondrian, Reverón, Degas y Miró son algunos de los artistas que están representados en esta serie.

picasso-pablo-museo-de-arte-contemporaneo-de-caracas-98x63-cms-6Las salas 2, 3, 4 y 7 exponen, según distintos criterios de curaduría, algunas piezas de esta colección. En un sector se rescata la figura femenina y se la asocia con el fuego del conocimiento. Al pasar al siguiente espacio, el cubismo se apodera del ambiente con pinturas y esculturas de Pablo Picasso que también rinden homenaje a la mujer.

Además, el Museo de Arte Contemporáneo es reconocido por poseer La Suite Vollard de este artista, considerada como una de las series gráficas más importantes de la historia del arte. En el mundo solo existen cuatro series completas y de América Latina, Venezuela es el único país que posee una de ellas.

Solo seis de 13 salas prestan servicio al público y otras dos están en proceso de montaje. No fue posible entrar al jardín por ninguno de sus dos accesos, lo mismo sucedió con la cafetería y la tienda del museo que, a pesar de estar en horario de trabajo, estaba desierta. En el ámbito de la restauración, la escultura Estructuras aéreas ambientales de Gego se encuentra en evaluación ya que toda su estructura está llena de nidos de pájaros por su ubicación al aire libre.

El sueño de Sofía

sofia-imber-homenajeada-miami-modestia_907119690_10989115_667x375
Sofía Ímber

El legado cultural de este museo inició el 30 de agosto de 1973 gracias a Sofía Ímber, periodista y promotora del arte quien dirigió la institución que llevó su nombre por más de 20 años. Se pensó como un brazo más del complejo urbanístico Parque Central y fue el 20 de febrero de 1974 cuando abrió sus puertas al público con miras a establecer un gran espacio cultural. Durante mucho tiempo se posicionó como uno de los museos más respetados de América Latina.

Nicolás Sidorkovs se encargó del diseño arquitectónico con materiales en bruto que garantizaban adaptabilidad, durabilidad y estabilidad. La edificación destaca por tener grandes ventanales protegidos con una capa contra rayos UV, distintas salas dispuestas a diferentes niveles, tres entradas –de las cuales una sola se mantiene abierta-, un auditorio, una cafetería y una biblioteca.

Fue la primera institución de este tipo que incorporó una biblioteca especializada a sus instalaciones. Creada en 1975, presta servicio bibliográfico, hemerográfico y audiovisual para estudiantes, investigadores, curadores y artistas. El préstamo se da en la sala de lectura con opción a fotocopiado o, en el caso de instituciones bibliotecarias, bajo convenio previo.

La odisea de la odalisca

635416809360710336w
Odalisca con pantalón rojo de Henri Matisse

Una colección como la del Museo de Arte Contemporáneo no queda a salvo de contrabandistas que busquen enriquecerse con sus obras. El caso más emblemático fue el de la obra de Henri Matisse, Odalisca con pantalón rojo, que fue sustraída de las bóvedas y cambiada por una copia. Se manejaron varias hipótesis: unos consideraron que fue en Madrid, durante una exposición en la que la pintura salió legalmente del país, donde se realizó el cambio y otros atribuyeron el hurto a un periodo de “incertidumbre institucional”, tesis que apoya la periodista Marianela Balbi en su libro El rapto de la Odalisca. En 2014 la obra regresó a Venezuela y, en estos momentos, se exhibe en la Sala 3.

Así como esta, hay muchas otras obras que están en poder del MAC que vale la pena conocer y que están disponibles para el público de martes a domingo. Durante la semana el horario es de 9 am a 5 pm y los fines de 10 am a 5pm. Para más información la programación y las exposiciones están disponibles en la página web del museo o en sus redes sociales.