Inicio»Artes Plásticas»Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Diez: una experiencia del color sin público

Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Diez: una experiencia del color sin público

Extraordinarias obras del maestro venezolano Carlos Cruz-Diez son exhibidas permanentemente en el museo

11
Compartido
Pinterest URL Google+

En la avenida Bolívar se encuentran dos obras que anuncian el territorio del color. Un rayado peatonal particular y un colorido borde sobre el blanco edificio que identifica, con letras plateadas, al Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Diez, dirigido actualmente por Yennai Quintero.

Al entrar, la sensación es circular, la arquitectura del museo lo propicia. Detrás de la recepción se encuentra un caballero que indica: “Buenas tardes, si vienen a recorrer el museo, las salas están cerradas, excepto la Sala 1”. Desde el fin de semana, el museo no había recibido el servicio del agua, lo que lo obligó a reducir sus servicios al público este martes 14 de marzo.

A la izquierda está la tienda, con numerosos objetos curiosos y bonitos, pero cerrada por inventario. Al preguntar por las visitas guiadas, el mismo caballero responde: “¿Para cuántas personas? Debe solicitarla al museo por correo electrónico o teléfono. Allí indica cuántas personas vendrán, si son niños o adultos y cuándo”.

Al decidir recorrer la Sala 1, otro hombre sentado en la entrada pregunta si es la primera vez en ese lugar. “Las fotos deben ser sin flash. ¿Por qué? Bueno, porque el flash daña la pintura”, explica. La sala tiene exhibidas las obras de la 3ra Bienal Nacional de Artes Gráficas 2015, la cual fue un homenaje al maestro Alirio Palacios, investigador, artista y creador destacado de las artes venezolanas. La curaduría es de Norma Morales y Carlos Riera.

alirio-palacios
Alirio Palacios. Artista venezolano. Dibujante, grabador, pintor y diseñador gráfico.

De un DVD portátil sale una música árabe andaluz que se escucha en todo el recorrido. Un caballo luminoso cambia de color, salta y corre sobre la pared, es la primera obra de artes gráficas transmedia de la muestra. La sala contempla cinco obras de este tipo pero sólo puede apreciarse una. Las otras cuatro no encienden. Ante esto, el guarda sala expone “a veces prenden”. Al consultar el porqué de un espacio vacío en la pared, el personal del museo  continúa, “esa se la llevaron para repararla”.

En otros formatos de artes gráficas tradicionales (grabados, serigrafías, litografías y tipografías) hay piezas de diecinueve artistas. Todas distintas y con un lenguaje particular. Los libros de artista también están presentes en cajas acrílicas que los protegen de las manos curiosas, son tres en total. Las de gráfica experimental son diecinueve también. Vinculan las tradicionales con nuevos soportes, dimensiones, intervenciones espaciales y recursos tecnológicos.

Hay mucho para ver y cada propuesta tiene su especial discurso. Sin embargo, hay sólo una pareja de chicas bachilleres tomando fotografías personales y una madre con bebé en brazos que acompaña a otra de sus hijas a realizar una tarea del liceo.

Espacio Cruz-Diez

En una segunda visita, esta vez con mejor suerte, Esfera Cultural subió al segundo piso. Al fin lo más esperado: la Sala 2 tiene desde el 2015 la exposición Atrapando el Color, que contempla piezas del maestro Carlos Cruz-Diez realizadas a lo largo de su trayectoria. La Sala “es de carácter permanente, didáctico y en ´proceso´ -como indicó la Directora Ejecutiva del MEDI en la inauguración- lo cual indica que periódicamente se deberían introducir elementos de la vasta obra de Cruz-Diez. Las obras las toman de la colección que custodia la Fundación Museos Nacionales. En total son 200 piezas del maestro del cinetismo, 70  de las cuales fueron donadas por él.

Es inevitable sonreír ante el encuentro con las extraordinarios Fisicromías del maestro que se asoman a la izquierda. Estas maravillosas estructuras bailan en el universo del color, y también ponen a bailar al espectador. Frente a ellas se posan los primeros óleos de Cruz-Diez, donde el color, la luz y la geometría se plasman sobre los lienzos.

ccdweb_201212_80
Physichromie 2049. Caracas, Venezuela, 1981 60 x 90 cm (23 5/8 x 35 7/16″)

Hay cuadros de gran formato y serigrafías con su investigación Couleur Additive, fundamentada en la irradiación del color “es decir, en la evidencia de que cuando dos planos de color se tocan, aparece una línea virtual más oscura en la zona de toque”. Por toda la sala se pueden apreciar colores que existen y otros que emergen por el efecto óptico, efímeros y hasta difíciles de contener, de allí proviene el nombre de la muestra.

La muestra emociona y maravilla al espectador. Este jueves 16 de marzo, en la sala se encontraban sólo dos jóvenes. Uno de ellos estudiante de Economía de la Universidad Católica Andrés Bello, a quien le habían hablado muchas veces de la exposición y quien venía por primera vez al museo. “Increíble, es alucinante cómo presenta colores y crea colores donde no los hay. También cuando te mueves y la obra te sigue, va cambiando. Me gusta mucho”, comenta.

La Cámara de Cromosaturación no tarda en aparecer. Ésta es una de las obras más importantes del artista y está ahí desde 2014. En esa fecha, Cruz-Diez la donó al museo y dejó instrucciones específicas para que se instalara correctamente. La vivencia del color como espacio es una experiencia única. Dentro de la cámara, los cubículos o atmósferas cromáticas son tres: verde, azul y rojo, la última presenta tres de cinco bombillos quemados.

ccd-a-miami_2010__2010_p1060189_hr_r
Carlos Cruz-Diez dentro de una Cámara de Cromosaturación

Dentro de la Cámara se permite un máximo de quince personas. Sin embargo, sólo hay dos jóvenes posando para fotografías, y otra joven que le pide una fotografía a su compañera “para que deje el fastidio la maestra”.

Junto a la Cámara de Cromosaturación hay un pequeño DVD portátil que reproduce un corto documental. En él, se muestran imágenes del taller del artista en París y explican, a modo de resumen, cómo fue la investigación de Cruz-Diez respecto a los materiales que utiliza en su obra. Por el otro lado, una línea que ilustra en dónde y cuáles son las obras del artista en el espacio urbano venezolano.

La exposición tiene también las duchas de color, cada una de ellas genera sus sensaciones particulares, sobre todo la azul, muy fría.  Afiches de su participación en la Ópera Quatre Saints en trois actes, de Francia, y otras de sus exposiciones en Europa.

Los otros espacios

En los pasillos ubicados entre el segundo y el tercer piso se encuentra un extracto de la Emblemática de Gerd Leufert, con vinilos en las paredes que reproducen las obras que éste alemán hizo durante sus años en Venezuela y que fueron recopiladas por su amigo Álvaro Sotillo en forma de homenaje en el año 1984. Personal del Departamento de Educación del Museo intentan memorizar las figuras en una actividad divertida.

Foto: tiposlatinos.com
Emblemática de Gerd Leufert. Foto: tiposlatinos.com

La Sala 3 está la exposición Tipos Latinos 2016, Séptima Bienal de Tipografìa Latinoamericana con afiches que exhiben la increíble evolución de la tipografía latinoamericana. Los diseñadores venezolanos presentes son Fabián Camargo, Alexander Wright, Miguel A. González y John Moore, junto a otros artistas de Argentina, Brasil, Chile, Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, Guatemala, México, Perú, Paraguay y Uruguay.

Hay otra sala en montaje, la cual exhibirá Negro del artista venezolano Igor Bastidas. La inauguración será el sábado 1 de abril a las 2:00 pm.

Al final de la Sala 1 se encuentra el espacio MEDIvierto, en donde los niños aprenden las técnicas de serigrafía, monotipo, punta seca y colografía. Según los trabajadores del museo, asisten regularmente colegios a las actividades y espacios del MEDI.

El Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Diez funciona de martes a viernes de 9:00 am a 5:00 pm, sábados, domingos y feriados de 10:00 am a 5:00 pm. La entrada es libre, y para solicitar la programación y coordinar una visita guiada puede escribir a [email protected] o llamar al 0212 571 6910

Comentarios