Inicio»Danza»“Y brillaban las estrellas” abraza el espíritu navideño venezolano

“Y brillaban las estrellas” abraza el espíritu navideño venezolano

El espectáculo de la Fundación Compañía Nacional de Danza integra a las manifestaciones decembrinas de todo el país bajo la dirección de Miguel Issa

4
Compartido
Pinterest URL Google+

Las tradiciones decembrinas se encuentran en Caracas con el espectáculo Y brillaban las estrellas. Tambores occidentales, sonidos del oriente costeño, aguinaldos, gaitas de tambora, pregones, villancicos y el preciado merengue caraqueño enmarcarán la historia que se inspira en los nostálgicos textos de Aquiles Nazoa sobre la navidad venezolana.

Músicos y bailarines de la Fundación Compañía Nacional de Danza (Fcnd) y una nutrida lista de destacados artistas recrearán un paseo navideño dirigido por el maestro Miguel Issa este jueves 21 a las 5:00 pm y el viernes 22 de diciembre con doble función, 1:00 y 5:00 pm en la sala José Félix Ribas del Teatro Teresa Carreño.

Los elencos tradicional y contemporáneo de la Compañía Nacional de Danza se integran para celebrar la tradición venezolana. Los acompañan los actores y cantantes Adolfo Nitolli y Mariana Gómez, recitando las creaciones musicales y décimas de espinela de Omar Lista y Ariana Pérez.

Yaritza Tineo es la maestra ensayista del cuerpo de baile, y además es la coreógrafa de varias de las piezas dancísticas a exhibirse. Sobre sus requerimientos creativos, el cultor y músico Adrián Oscar Lista, junto a los ocho músicos de la Fcnd, originan la propuesta que mueve a los artistas al son venezolano.

La imagen puede contener: una o varias personas
Ensayo de “Y brillaban las estrellas”. Foto: Fundación Compañía Nacional de Danza

Inspiración decembrina

Invitado por la Compañía Nacional, Miguel Issa recurrió a los textos del periodista, humorista, ensayista y poeta venezolano Aquiles Nazoa. Inspirado en sus narraciones sobre las navidades de la capital venezolana, Issa ensambló las danzas, la música y a los artistas en un gran vecindario que recibe cariñosamente a las manifestaciones navideñas de todo el país.

Resultado de imagen para miguel issa
Miguel Issa

El pan de jamón de la esquina de Solís, en donde el mismo Nazoa trabajaba; los que transcribían mensajes en tarjetas navideñas en el mercado, el carato de acupe, las misas de aguinaldo, entre otras expresiones que Nazoa describe, son la fuente que nutre con nostalgia el imaginario de Issa. Este último, criado en la Calle 8 de Propatria, también atesora sus propios recuerdos.

“Amo mucho la navidad. Crecí con el movimiento y la energía navideña de Caracas, eso implicaba desde el olor a pintura fresca, pues todo el mundo pintaba su casa; los olores de las hallacas de las distintas vecinas; el intercambio de comida: toma mi hallaca, prueba mi ensalada de gallina, mira el dulce de lechoza de tal persona, el de cabello de ángel… Cuando leo los hermosísimos textos de Nazoa se me vuelven a recrear esos recuerdos”, comparte el director.

Con estos recuerdos, el vecindario de Y brillaban las estrellas recibe a las danzas del país y las engrana a través de villancicos, aguinaldos y una parranda navideña en la que participan Cecilia Todd, Luisana Pérez, Loreley Pérez y Elena Gil, junto a los músicos Ismael Querales, Daniel Gil, Vicente Freijeiro y Domingo Hernández.

De costa a costa se baila al son navideño

La Suit de Tambores, coreografía de Yaritza Tineo, es un collage de tres tambores del estado Falcón, el Tambor Cumarebero, Veleño y Coriano. Con sus destacadas diferencias sonoras, estos tambores se originan en los primeros pobladores del Puerto Cumarebo, La Vela de Coro y Coro, muchos de ellos provenientes de Aruba, Bonaire y Curazao. Comienzan a escucharse el 30 de noviembre a las 12:00 de la noche, es una tradición netamente decembrina, en sus inicios los cantos eran en papiamento y a diferencia de otros tambores, éstos no tienen un origen devocional.

En El Limón, estado Aragua, Los Pastores realizan una ofrenda al Niño Jesús en la que los hombres se visten de pastorcillas y las mujeres de pastores. La danza es colorida y contempla varios personajes como el viejo, la vieja, el pájaro Titirijí y el cochero, según explica Tineo. La Zaragoza del estado Lara conmemora la Matanza de los Inocentes, cuando Herodes I el Grande da la orden de ejecutar a todos los niños nacidos en Belén y menores de dos años con la intención de desaparecer a Jesús de Nazareth. Vestidos de locos y locainas, los bailadores se burlan de Herodes.

El 29 de diciembre en la madrugada, de los páramos merideños bajan los Giros: hombres viejos y niños descalzos, con el rostro pintado de negro, una capa roja y un trabuco con el que explotan pólvora y rinden homenaje a San Benito. Las Negritas de Mucuchíes danzan con cintas y en esta propuesta de la Compañía Nacional de Danza, intercambian flores por los rifles.

Diversión Oriental es la otra propuesta coreográfica de Tineo, danza que gira en torno al gallo y se baila al son de los ritmo que en Sucre y en los estados del oriente del país se escuchan en navidades y en carnaval. Una batalla entre los Chimbangles, manifestación devocional y la Gaita de tambora, manifestación festiva, enriquecerá el espectáculo, cerrándose con un merengue caraqueño, expresión representativa del Distrito Capital y que se escucha en todas las épocas del año.

La imagen puede contener: una o varias personas
Ensayos. Foto: Compañía Nacional de Danza

Para Issa, la intención del espectáculo es aproximar a la sociedad a la ingenuidad de la navidad, a la reflexión y la expectativa de que lo que viene será mejor. “Es muy significativo para mí poder hacer un espectáculo que me ayude a evocar todos esos recuerdos y de alguna manera dejar en el espectador ese contacto más humano que a todos nos hace falta. El detalle de la tarjetita, el abrazo de año nuevo, que tengamos un oasis en el alma a partir de este cuento de navidad que vamos a echar con la Compañía Nacional de Danza”, concluye.

Y brillaban las estrellas se presentará este jueves 21 a las 5:00 pm y el viernes 22 de diciembre con doble función, 1:00 y 5:00 pm en la sala José Félix Ribas del Teatro Teresa Carreño. Las entradas se adquieren en las taquillas del teatro y tienen un costo de Bs. 5.000